Los sindicatos se concentran ante la Asamblea para exigir ayudas en Atención Primaria

Cargan contra Ayuso por lo que consideran un “ataque” a los profesionales de Atención Primaria al relacionarles con el colapso

Los cinco sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad se han concentrado este miércoles frente a la Asamblea de Madrid, coincidiendo con el Pleno para aprobar los presupuestos regionales del próximo 2022, para denunciar unas cuentas públicas.

En concreto, unas 300 personas convocadas por los sindicatos se han congregado convocados por CC.OO., UGT, CSIT-Unión Profesional, Amyts y Satse tras una pancarta en la que se podía leer ‘Por una Sanidad Madrileña de calidad’ con el objetivo de reclamar unas cuentas públicas “que permitan cumplir con las necesidades de los madrileños”.

Coincidiendo con la explosión de contagios de Covid-19 de los últimos días y la saturación de los centros de salud de la región, representantes de los cinco sindicatos han advertido del peligro de colapso del sistema sanitario “por este abandono presupuestario” y han recalcado que continuarán con su calendario de movilizaciones en 2022.

La partida destinada a Sanidad contempla 8.783 millones de euros, 693,2 más que en 2019 (+8,6%), con el 38,1% del total, 23.033 millones de euros. Los sindicatos recuerdan, no obstante, que son 781 millones menos del gasto real que hubo en 2019, que cerró con 9.654 millones de euros de gasto real.

Además, suponen un 3,57% del PIB, lo que equivale a 1.340 euros per cápita, de modo que la Comunidad vuelve a situarse a la cola en cuanto a inversión por habitante, muy lejos del 8,6% de Extremadura o del 7,6% de Murcia o Asturias o incluso de la media estatal del 6% (1.612,31 euros).

“Para corregir el déficit de inversión crónica en AP que ha generado el gobierno de Madrid, y que se arrastra también en el presupuesto de 2022”, defienden en el manifiesto leído durante la protesta, sería necesario un incremento de la partida destinada a Sanidad de más de 1.500 millones de euros en los próximos tres años.

Igualmente, han subrayado que solo pretenden poder trabajar prestando la mejor calidad posible y, para ello, necesitamos no solo profesionales sino también equipamiento actualizado e infraestructuras adecuadas y seguras. “Solo con estos medios será posible que todos nuestros pacientes tengan la mejor Sanidad Pública”, han indicado.

RESPONSABLES SINDICALES

Durante el acto, la secretaria general de Satse Madird y enfermera, Teresa Galindo, ha subrayado que se trata de un presupuesto “que no apuesta para nada por la Sanidad” y no cubren ni siquiera lo ejecutado en los presupuestos de 2019.

Desde CC.OO., Mariano Martín-Maestro, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO. de Madrid, ha reclamado un incremento presupuestario “digno” para poder garantizar “una calidad asistencial a la altura de lo que se merecen los madrileños”.

Por su parte, el secretario de Sanidad de UGT Madrid, Julián Ordóñez, ha subrayado que este miércoles se firmará “en la casa de todos los madrileños” unas cuentas públicas “insuficientes”, que “abundan en la falta” de inversión en la sanidad madrileña y que redundarán “en una muy mala planificación de lo que se tiene que hacer para que la Sanidad de los madrileños no se vea resentida”.

En opinión de José María Molero, portavoz de Atención Primaria de CSIT, ha advertido que estas cuentas perpetuarán “la penosidad de todo el sistema, en especial de la Atención Primaria”, que se va a traducir “en mayor saturación de la Sanidad y más listas de espera”. “Se va a deteriorar la salud de los madrileños y de los profesionales“, ha apostillado.

Para Amyts, la vicesecretaria Ángela Hernández, ha puesto el acento que en el hecho de que el Gobierno regional no destina el dinero “donde realmente hace falta” y así “es imposible” revertir la situación, recordando así la necesidad de más de 1.500 millones para Atención Primaria.

MEJORAS PARA EL PERSONAL SANITARIO

Todo ello con el objetivo de “corregir el déficit de inversión crónica” que ha generado el Gobierno regional a lo largo de los años y con mejores también en materia de personal. Así, las organizaciones sindicales han denunciado que se va a despedir a unos 7.500 profesionales que ahora están contratados desde marzo 2020 en hospitales, Summa y Atención Primaria y no se ofrecen soluciones al déficit estructural de plantillas.

Además, los contratos de refuerzo Covid con fecha de vencimiento a 31 de diciembre serán renovados hasta marzo, con una inversión de 40 millones.

Igualmente, desde los cinco sindicatos con representación en la Mesa Sectorial se ha denunciado otra serie de carencias como el mantenimiento del cierre de los Servicios de Urgencias Médicas de los centros de salud (SUAP) u otras medidas como la carrera profesional, consolidación de empleo o jornada laboral.

LA PRESIDENTA AYUSO

Desde los sindicatos se ha criticado duramente a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por las “falsedades, calumnias e injurias” que la jefa del Ejecutivo ha vertido “contra los profesionales de Atención Primaria” al responsabilizarles del colapso en los centros sanitarios y han reclamado una disculpa a la jefa del Ejecutivo.

Para la responsable de Satse, es “vergonzoso y triste”, además de falso, porque los profesionales no merecen este trato. “Llevamos casi dos años en primera línea casi dos años contagiándonos a nuestras familias y eso es desprestigio grandísimo para procesionales de sanidad madrileña”, ha defendido.

En la misma línea ha abundado CC.OO., que ha recordado que estudian acciones legales contra Ayuso por estas declaraciones que “están completamente fuera de contexto”, al tiempo que ha puesto en valor los dos años de trabajo “de manera excesiva y dándolo todo para sacar adelante el trabajo”. “Ayuso ha vuelto a patinar nuevamente como ya pasó con el Zendal, con pruebas bajas y sin fundamento”, ha apostillado.

Para el responsable de UGT, se trata “de lo más indecente que nos hemos encontrado en los últimos años”. “Se metió con las organizaciones sindicales, ayer dio el paso de atacar a los propios profesionales que son los que están sacando la sanidad en una crisis de salud pública como no se ha conocido en los últimos dos siglos. Lo próximo será echarle la culpa de la pandemia a los propios usuarios, pacientes, a los ciudadanos. Acabará diciendo que los ciudadanos piden salud por encima de sus posibilidades”, ha lamentado.

La portavoz de CSIT UP, por su parte, ha censurado que se cuestiones la profesionalidad de los sanitarios al sembrar “una duda sobre una situación extremadamente grave como es acusar de un boicot y una manipulación a los profesionales que día a día están en un sobreesfuerzo y en un sobretrabajo de lo que pueden admitir”.

En este sentido, ha señalado que desde el principio de la pandemia, la Atención Primaria ha atendido al menos el 85% de todos los pacientes que se han infectado y ahora estamos en un porcentaje del 95%. “Estamos hablando de miles y miles de pacientes y todo ello con una plantilla mermada”, ha zanjado

Finalmente, para Amyts se trata de un “ataque innecesario” y ha recordado que “cuando uno quiere evitar críticas por gestión deficiente de una pandemia” no se deben dirigir “a los que te están ayudando a salir de esa pandemia”. “No es la solución mas inteligente, ha produciendo enfado entre profesionales que llevan dos años dándolo todo y que están muy cansados. Esperamos que tenga sentido de gobierno que se retracte y pida disculpas”, ha hecho hincapié.