Cocido madrileño: el mejor método para combatir el frío

Pocos platos hay tan madrileños como un buen cocido. Este delicioso y contundente manjar, capaz de resucitar a un muerto, levanta pasiones tanto dentro como fuera de la capital.

Los ingredientes suelen ser siempre los mismos. Eso sí, como en casi toda receta tradicional, cada maestrillo tiene su librillo: cada restaurante aporta sus propios toques de sabor, lo que les hace diferenciarse del resto.

Los componentes clásicos del cocido son: sopagarbanzos, repollo, patata, zanahoria, morcillachorizo, hueso de jamón, tocino, morcillo y gallina. Algunos se atreven con manitas de cerdo o incluso costillas, mientras los más tradicionales se oponen a cualquier pequeña variación.

Lo que sí varía es la forma de servirlo: en dos vuelcos, en tres, en cuatro… y hemos encontrado alguno que tiene más de diez. No hay una forma correcta de hacerlo. En Madrid se servía originalmente en tres vuelcos, porque había que inclinar tres veces el puchero para poder servirlo.

De cualquier manera, la mayoría de los establecimientos se mantienen fieles a la receta original, sin distar demasiado unos de otros. Aquí te dejamos los cocidos que te dejarán la tripa llena y el corazón contento.

Malacatín

Cocido madrileño: el mejor método para combatir el frío
Cocido madrileño: el mejor método para combatir el frío

Malacatín abrió sus puertas en 1895, cuando su servicio consistía en ofrecer vinos y aguardientes. Actualmente, es considerado uno de los templos del cocido en la ciudad de Madrid.

En este restaurante sirven en tres vuelcos. Una sopa con cebolletas y pizarras, de sabor intenso, unos garbanzos acompañados de verduras y las viandas. Estas últimas incluyen manitas de cerdo, un buen morcillo y codillo en lugar de la típica punta de jamón.

El precio es de 21€ por persona. Su cocido es tan copioso que te proponen un reto: el que lo acaba, no paga. ¿Te animas a intentarlo?

Se localiza en la calle de la Ruda 5, en el castizo barrio de La Latina. No olvides reservar antes de ir, ya que suele tener lista de espera.