Quantcast
sábado, 3 diciembre 2022 21:15

El programa municipal Cuidar a quienes cuidan ya ha prestado su apoyo a 400 familias

El programa ‘Cuidar a quienes cuidan’ ya ha prestado su apoyo a 400 familias con personas mayores dependientes, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha participado este martes en una de las actividades grupales organizadas en el marco del programa, celebrado en el Centro Integrado Santiago Apóstol, en el distrito de Hortaleza.

En la visita, en la que ha estado acompañado por el concejal del distrito, Alberto Serrano, Aniorte ha subrayado que “el compromiso del Ayuntamiento con las familias cuidadoras es total” y, por eso, el área social ha multiplicado por seis este programa, “que ha pasado de ser testimonial a ser un pilar de la atención social municipal”.

Con este taller son ya 21 los puestos en marcha desde que el pasado 1 de octubre entró en vigor el nuevo contrato mejorado del programa ‘Cuidar a quienes cuidan’, que depende de la Dirección General de Mayores, y del que ya se benefician en torno a 400 familias. Además ya se han realizado 210 sesiones y 369 visitas domiciliarias.

NUEVO CONTRATO DESDE JUNIO DE 2021

En junio de 2021, la Junta de Gobierno aprobó el nuevo contrato de ‘Cuidar a quienes cuidan’, pasando de un importe de 143.000 euros a 821.000 euros, lo que suponía multiplicarlo casi por seis.

El nuevo contrato contemplaba por primera vez visitas individuales a domicilio para realizar unas valoraciones más completas del cuidador, la persona necesitada de cuidados y su familia y ofrecer, de esta forma, una atención personalizada. En concreto serán 12.000 visitas a domicilio por parte de un equipo de trabajadores sociales y de terapia ocupacional.

Además se aumentó el número de talleres grupales en un 50 %, pasando de 1.008 a 1.512. También se ampliaron las modalidades: a los talleres terapéuticos, educativos y de autoayuda, se han añadido nuevos talleres antiestrés y mixtos enfocados a la socialización de los usuarios.

Igualmente se incrementaron las llamadas de intervención hasta alcanzar cerca de 4.000 con el objetivo de hacer un seguimiento telefónico reglado para evitar que abandonen el programa y dar cabida a las solicitudes de incorporación al programa evitando tiempos excesivos de espera.