Quantcast
jueves, 18 agosto 2022 7:27

El norte de Madrid tendrá su Casa de Campo: más de mil hectáreas verdes en Fuencarral-El Pardo

El Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a la nueva Casa de Campo del Norte. Un pulmón verde de 1.000 hectáreas de terreno que será el segundo más grande de la capital después del Parque del Retiro. La idea de realizar dicho espacio natural se remonta a los años 90, aunque ha sido este mismo año cuando se ha anunciado que se iniciarán los estudios del terreno.

Se trata de un proyecto impulsada en el año 1992 por Ecologistas en Acción con el fin de convertir el área integrado por Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares en el segundo parque natural más grande de la Comunidad de Madrid. Para poder hacerse una idea de las dimensiones de este nuevo espacio natural, debemos de tener en cuenta que será seis veces más grande que el Hyde Park de Londres.

El coste del proyecto inicial se encuentra entre 300 y 350 millones de euros con más de 750.000 nuevos árboles de diferentes especies que nos trasladarán a la naturaleza sin tener que movernos de la capital española. Además, contará con diversas áreas deportivas, pasos peatonales para los amantes del senderismo y carriles de bici.

La titularidad de los terrenos es tanto pública como privada. El Ayuntamiento de Madrid dispone tan solo de 25 hectáreas de sus 1.000 que tiene en total. El resto de la superficie tiene otros propietarios entre los que se encuentra el Canal de Isabel II, Cruz Roja o el Arzobispado; por lo que el Ayuntamiento debe de adquirir esta parte del terreno.

A lo largo de los próximos meses se llevarán a cabo los procesos de expropiación del proyecto aprobado hace dos años por el Partido Popular, Ciudadanos, Vox y Más Madrid. Como ha informado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, uno de los objetivos de esta Corporación es situar a la capital de España como referente medioambiental.

Además, el delegado añadió que se realizarían diversos estudios para poder iniciar el proyecto que supondrá la incrementación del patrimonio natural de la ciudad madrileña. Únicamente el PSOE se abstuvo del proyecto a la hora de su proposición, aunque la iniciativa ha seguido adelante.

La finalidad es conseguir que la Casa del Campo del Norte sea una continuación del Monte del Pardo. El proyecto inicial se presentó a la concejala de medio ambiente Esperanza Aguirre, aunque el proyecto acabó cayendo en el olvido. En la actualidad, se trata de un terreno que tiene ciertas complejidades, puesto que se encuentra en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y estos terrenos tienen una propiedad privada.

Bosque Metropolitano, un espacio natural en la ciudad

Junto a este nuevo pulmón verde, la Comunidad contará con el Bosque Metropolitano en El Cañaveral. Un espacio natural en el que intervienen los propios vecinos en la plantación de las diferentes especies de encinas, robles, retamas o romero. Una infraestructura verde de 75 kilómetros que contribuirá a la mejora del cambio climático.

Hasta el momento se han plantado en el Bosque Metropolitano un total de 21 especies de 40 variedades distintas con una inversión inicial de 27 millones de euros. En él encontraremos encinas, álamos, acebuches, madroños, pinos piñoneros y carrascos, algarrobos, sauces, fresnos, olmos y otras especies arbóreas, acompañadas de retamas, majuelos, adelfas, romeros, tomillos, enebros, jaras y otros arbustos y matas. 

El cinturón forestal de Madrid se sigue ampliando gracias a la construcción de estos nuevos espacios naturales que contribuyen a restaurar el cambio climático e incrementar las propuestas de ocio y deporte al aire libre. La Comunidad de Madrid apuesta por mejorar y fomentar sus entornos verdes, de modo que se enriquezca el patrimonio verde del territorio madrileño.