Quantcast
lunes, 8 agosto 2022 8:49

Ecologistas, SEO BirdLife y WWF reclaman el cierre de la estación de esquí de Navacerrada

Ecologistas, SEO/BirdLife y WWF han reclamado a la Junta de Castilla y León y a la Comunidad de Madrid que “no conviertan en disputa política” con el Ministerio para la Transición Ecológica el cierre de la estación de esquí de Navacerrada y cesen la “ocupación ilegal” de esta, al tiempo que , las organizaciones ecologistas lamentan la situación de que el Gobierno tenga que defender ante la justicia este espacio natural.

Así, abogan por que la citada estación sea desmantelada, el monte se restaure e incorpore al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama “como obliga la ley”.

Las tres ONG forman parte del Consejo de la Red de Parques Nacionales y aseguran que con el cierre de estas pistas de esquí alpino, la Sierra de Guadarrama puede aprovechar esta “oportunidad única” y convertirse “nuevamente” en un “ejemplo” de restauración de ecosistemas y de generación de actividad económica “respetuosa con el entorno”, como ya se hizo hace unos años con el desmantelamiento de las pistas.

Así, recuerda que la Junta de Castilla y León ya preveía el desmantelamiento de las instalaciones desde 2005, cuando promulgó el Decreto 74/2005, de 20 de octubre en el que se aprobaban las Directrices de Ordenación de Ámbito Subregional de Segovia y Entorno, cuyo artículo 25, con visión de futuro, y en relación con el Puerto de Navacerrada dispuso que “las instalaciones existentes para el transporte de esquiadores no deberán ser ampliadas, siendo un objetivo a largo plazo su levantamiento”.

Por ello, por lo que las ONG “lamentan” la actitud de la administración castellano-leonesa a la que ahora se ha sumado la Comunidad de Madrid, al convertir un procedimiento administrativo de caducidad de una “ocupación privativa” en monte de utilidad pública en un “enfrentamiento político”.

Las ONG aseguran que la estación de esquí de Navacerrada ha llegado a su fin porque no se dan las condiciones naturales para que siga abierta. “La elevación de la temperatura media y la reducción de precipitaciones y del espesor de nieve de los últimos años la hacen inviable”, explican, al tiempo que recuerdan que los terrenos pertenecen al Organismo Autónomo Parques Nacionales, del MITECO, y que la concesión del derecho de ocupación de estos ha expirado.

El Ministerio anunció el 3 de marzo pasado que no daría una nueva concesión a las instalaciones de esquí de las pistas Escaparate, Telégrafo y El Bosque en Navacerrada y que la estación tendrá que revertir al Estado, su entorno devuelto a su estado natural lo que incluye retirar los telesillas y el resto de elementos.

El OAPN notificó a la Junta de Castilla y León su decisión y el servicio territorial de Medio Ambiente de la administración autonómica había pedido un informe a Parques Nacionales en calidad de propietario de esa parte del monte Pinar de Valsaín.

En cuanto al impacto en el territorio de la estación de esquí enumeran las aglomeraciones de tráfico, las instalaciones obsoletas, cables de acero abandonados, amontonamientos de basura en todo su entorno, alteración de la geomorfología para generar pendientes, eliminación de vegetación, erosión, retracción del caudal del arroyo del Telégrafo para alimentar los cañones de nieve artificial, entre otras.