Quantcast
sábado, 27 noviembre 2021 19:11

Madrid abre el primer centro en España para «dignificar» la atención a mujeres sin hogar víctimas de violencia de género

Las mujeres representan el 20% de las alrededor de 600 personas sin hogar en la capital

Madrid ha abierto este miércoles el primer centro en España para «dignificar» la atención de las mujeres sin hogar víctimas de violencia de género. Un espacio que busca ofrecer nuevas oportunidades para que rehagan sus vidas, a través de un trabajo «diferente» para abordar esta realidad.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís; el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte; el concejal de Hortaleza, Alberto Serrano y los concejales del PSOE y Más Madrid han visitado este espacio «pionero» en su inauguración.

Las mujeres representan el 20% de las alrededor de 600 personas sin hogar en la capital. La mayor parte ha sufrido violencia de género en esta situación de calle. «Si no tienes una ayuda, te ves abocada en un lugar que es difícil de salir», ha insistido Castaños.

El centro cuenta con 30 plazas, a las que se suman cinco de emergencia, 60 como centro de día y 15 reservadas al traslado de mujeres provenientes de pensiones y que hayan logrado autonomía fruto del proceso de atención social. Además, está distribuido en apartamentos independientes en un edificio municipal de nueva construcción, cuya dirección no se hará pública para mayor protección de las usuarias.

Las usuarias de este centro llegarán esta semana y la directora general ha garantizado que el espacio Beatriz Galindo, llamado así en honor de la maestra de la reina Isabel la Católica por crear un hospital para las personas más desfavorecidas en lo que hoy es la plaza de La Latina, cuenta con las garantías para proporcionar «la segunda oportunidad que se merecen».

«Acabar en la calle es posible para toda persona. Hay que tenerlo claro cuando pasemos delante de una de las personas sin hogar. Nuestro papel ante estas situaciones no es solo caritativo, debemos coger a esa persona y darle una nueva oportunidad», ha resaltado Villacís.

En este sentido, ha insistido en que las mujeres deben sentir cómo la Administración «las mira». Una unidad del «respeto y la humanidad» que, junto al «mimo» de los profesionales» conseguirán «dignificar» a todas las personas. «Deseo que las mujeres estén poco tiempo para que empiecen pronto sus vidas», ha expresado la vicealcaldesa.

«ATENCIÓN INTEGRAL» PARA REHACER SUS VIDAS

«Una de las mujeres vino a visitar el centro hace unos días. Fue emocionante ver cómo rompió a llorar al ver las habitaciones, porque se vio reconocida», ha recordado el director de la Fundación Salud y Comunidad, Antonio Garín, mientras agradecía a todas las entidades que han colaborado.

Para Garín, este espacio es un «logro colectivo». Asimismo, Villacís ha explicado que el Beatriz Galindo muestra el «estándar de calidad que el Ayuntamiento se ha propuesto para la atención al sinhogarismo», con un «innovador formato de atención» que difiere de los centros tradicionales como el de Geranios, que fue el primero para mujeres sin hogar de la red municipal.

CARÁCTER INNOVADOR

Por su parte, Aniorte ha puesto el foco en el carácter «innovador» de este centro, del que no hay precedentes en nuestro país, y ha subrayado que «la atención al sinhogarismo es mucho más que dar un techo: es ofrecer nuevas oportunidades a las personas para que rehagan sus vidas».

La creación de recursos innovadores permite ofrecer una atención integral que ayude a los usuarios en su proceso de inserción social y de recuperación de la vida autónoma. Castaños ha revelado que ha aumentado el número de mujeres que viven en la calle, hasta un 20%, donde el 17% cuenta con estudios universitarios.

El delegado del área social también ha señalado que la apertura de este nuevo espacio era un «compromiso» reflejado en las 21 medidas prioritarias para combatir la violencia contra las mujeres aprobadas por el Pleno municipal hace dos años.

Asimismo, ha recordado que ya en junio de este mismo año comenzó a funcionar el programa ‘No second night’, orientado a la detección y atención tempranas a mujeres en riesgo grave de quedar en una situación de exclusión social. Después de un proyecto piloto exitoso con 30 plazas, se han aprobado 50 nuevas plazas para convertirlo en un programa permanente.