Quantcast
sábado, 27 noviembre 2021 10:16

El ayuntamiento adapta la Plusvalía a la nueva legislación con importantes bonificaciones

La convocatoria de la Comisión Informativa de Hacienda incluye para su dictamen e inclusión en el Pleno de Colmenar Viejo del próximo 25 de noviembre la Ordenanza Reguladora del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía), que supone la adaptación de este impuesto a la nueva legislación nacional, y en su articulado baja notablemente el impuesto para los colmenareños mediante importantes bonificaciones.

En concreto, el impuesto sobre la Plusvalía en Colmenar Viejo tendrá como base de aplicación un 15% por debajo del valor catastral del inmueble para el cálculo de este impuesto y, además, se establece la bonificación del 95% sobre la vivienda habitual para todos los herederos, ha informado el ayuntamiento en un comunicado.

Tras el dictamen de la Comisión Informativa se aprobará provisionalmente en el Pleno y publicará en el BOCM. Desde el día de su publicación en el BOCM se expondrá 30 días en los tablones de anuncios del ayuntamiento y, pasado este plazo, si no hay alegaciones, se considerará aprobada definitivamente, o si las hay, los técnicos dirimirán las alegaciones y se aprobará definitivamente en Pleno. Estará en vigor tras su aprobación definitiva.

«Somos el primer ayuntamiento del país que ya tiene en fase de aprobación la nueva Plusvalía. Hemos trabajado con la mayor celeridad posible porque primamos que nuestros vecinos tengan certeza, seguridad jurídica, cuando se van a enfrentar a estas situaciones, y también para generar seguridad y no afectar a las transacciones de propiedades», ha explicado la concejal de Hacienda, Belén Colmenarejo Collado.

En la misma línea, la también tercera teniente de alcalde ha concretado que el Gobierno municipal también quiere «amortiguar este impuesto» que ven «injusto para el contribuyente, pues si una vivienda experimenta incremento sobre el precio al que se adquirió, esa ganancia ya se tributa en IRPF«.

«No obstante, como estamos obligados a tenerlo, presentamos estas bonificaciones para tratar de hacerlo lo más laxo posible. Los vecinos pagarán la base más baja que permite la ley, un 15% por debajo del valor catastral de la vivienda, y se bonifica con un 95% la transmisión de vivienda habitual para todos los herederos», ha explicado.