Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 16:10

La pista de esquí de Navacerrada abrirá a pesar de la caducidad de la concesión

Sobre las laderas montañosas de Segovia y Madrid yace la pista de Esquí de Navacerrada desde hace más de 70 años. Sin embargo, estas pistas podrían clausurarse muy pronto ya que el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, no ha renovado la concesión del espacio a la empresa que lo explota ya que cree que las pistas del Telégrafo, Bosque y Escaparate contribuyen al cambio climático. No obstante, a pesar de la orden de cierre por cuestiones medioambientales, la empresa ha decidido abrir el próximo 1 de diciembre con la llegada de la nieve a las cumbres de Navacerrada.

La empresa concesionaria abrirá a pesar de que desde el ministerio de Transición Ecológica considere que «se trata de una ocupación» ya que la concesión no ha sido renovada. Desde Puerto de Navacerrada recalcan que no lo es ya que «el Juzgado aún debe determinar cuál es la administración competente para tramitar la renovación de la concesión». Cabe destacar que las pistas de esquí de Navacerrada se extienden tanto por Madrid como por la provincia de Segovia. La Comunidad de Madrid ha decidido no entrar en el tema ya que el propietario del suelo es Parques Nacionales. Asimismo, la Junta de Castilla y León tampoco se ha pronunciado a pesar de que ser el organismo competente en el asunto según fuentes del ministerio de Transición Ecológica. Por su parte, los ayuntamientos de Cercedilla, Navacerrada y La Granja de San Idelfonso, municipios por los que discurre la pista, también guardan silencio a la espera de que el ministerio tome una decisión.

No obstante este baile de administraciones y competencias, la decisión de no renovar la concesión ha llegado hasta los tribunales. El Ministerio de Transición Ecológica ha explicado a Diario Qué! que están «a la espera de recibir respuesta por parte de la Justicia ya que a empresa concesionaria interpuso un recurso contencioso administrativo para evitar el cierre de la pista». Los tribunales aún no han dictado sentencia y es por ello que desde la pista de esquí recalcan «que no se puede calificar de ilegal la situación». Asimismo, desde la concesionaria aseveran que «no se ha oficializado ni se ha comunicado de manera formal el cierre».

la decisión de no renovar la concesión ha llegado hasta los tribunales

Todos estos argumentos han llevado a la decisión de abrir de cara a la nueva temporada invernal. El Puerto de Navacerrada sostiene que esta temporada vuelve a abrir sus puertas y ya ha lanzado su oferta empleo temporal para trabajar en las instalaciones como personal de remontes, servicio de pistas y auxiliares para las taquillas. Cabe destacar que las pistas de esquí madrileñas y segovianas dan empleo a una treintena de trabajadores y favorecen la actividad económica de más de 200 profesionales de la zona.

UN CIERRE EN FAVOR DEL MEDIO AMBIENTE

El pasado mes de marzo, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, anunció que no iba a realizar una nueva concesión de las pistas de esquí alpino. La concesión llevaba más de dos décadas vigente pero por cuestiones mediamentales el organismo dependiente del departamento ministerial de Teresa Ribera (PSOE) decidió no renovarlo.

Según el comunicado oficial, las pistas de la vertiente segoviana (Escaparate, Telégrafo y Bosque) debían revertir al dominio público forestal y devolverse a su estado original. En dicha comunicación señalaba que la concesión fue firmada el 3 de abril de 1996 y que el plazo de vigencia era de 25 años, después de los cuales no reformaría la concesión, por lo que tendrían que desmontar todo lo construido en la zona.

A pesar de esta resolución, el Puerto de Navacerrada sostiene que abrirá sus puertas. De hecho desde la empresa concesionaria dicen que su actividad no repercute al medio ambiente y que el cierre se debe una «decisión política». Asimismo, desde Puerto de Navacerrada creen que las pistas «no contribuyen a la masificación de la zona», sin embargo, los vecinos alertan de que cada vez hay menos nieve y que la sierra ha experimentado un amplio crecimiento de visitantes en los últimos años.