Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 11:56

La Catedral de Justo: un templo enigmático de arte marginal hecho con materiales de reciclaje

Ruedas recicladas, murales plásticos y columnas moldeadas yacen en el interior de la Catedral de Justo. Este templo religioso, motivado por la fé de Justo Gallego Martínez, se trata de una de las construcciones cristianas más enigmáticas del siglo XXI. Ubicada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo, en la calle Antonio Gaudí, se trata de una Catedral de arte marginal que el propio padre Ángel se encargará de terminar.

Remontémonos a sus orígenes. El 12 de octubre de 1961, Justo Gallego, un vecino de Mejorada del Campo, decidió construir una Catedral en su pueblo natal. El madrileño fue expulsado del monasterio cistersense de Santa María de Huerta (Soria) tras contraer Tuberculosis, una enfermedad bacteriana altamente contagiosa. Sin embargo, Justo consiguió curarse y decidió ofrecerle dicha sanación a Dios y a la Virgen construyendo una Catedral en honor a la Virgen del Pilar. El lugar escogido fue un terreno de labranza propiedad de su familia sobre el que se ha erigido un imponente templo hecho de columnas coronadas por singulares cúpulas.

La Catedral de Justo cuenta con cripta, claustro, escalinata, arcadas, pórticos, escaleras de caracol y un largo etcétera. Latas, andamios y banderas decoran el interior del templo que cuenta con bancos para rezar. Aunque su constructor la denomina Catedral, y así es conocida, la Iglesia aún no la ha consagrado ni la diócesis de Alcalá de Henares la ha reconocido.

EL PROYECTO VITAL DE JUSTO QUE TERMINARÁ EL PADRE ÁNGEL

Levantar la Catedral de Mejorada del Campo ha sido el proyecto vital de Justo. Valiéndose del patrimonio familiar que disponía, vendiendo sus tierras y también gracias a donaciones privadas ha conseguido erigir este templo de arte abstracto que acoge en su construcción numerosos materiales reciclados. El mejoreño lleva más de medio siglo construyendo su catedral sin tener ninguna formación relacionada con edificación únicamente guiado por su fé católica. Sin planos, ni proyecto arquitectónico vigente, Justo ha conseguido levantar su templo sobre un terreno de 4.740 metros cuadrados de superficie y 35 metros de altura.

El mejoreño lleva más de medio siglo construyendo su catedral sin tener ninguna formación relacionada con edifciación

Justo lleva más de 50 años levantando su templo y ahora, con 96 años, ha decidido dar el relevo para finalizar su construcción. El mejoreño ha donado su obra artística a la ONG de Mensajeros de la Paz y será el padre Ángel, presidente de la organización, quien se ponga al frente del proyecto para culminarlo. El sacerdote y filántropo católico español espera acabar el complejo en un plazo de dos años tras obtener los permisos municipales pertinentes.

«Justo nos ha donado la catedral y ahora estamos estudiando con un buen equipo para que el edificio obtenga el certificado de sostenibilidad», apunta el padre Ángel, que ha encargado el proyecto a CALTER INGENIERÍA SL, una empresa de ingeniería estructural especializada en edificación y rehabilitación con sede en Madrid y en la ciudad brasileña de Florianópolis. Asimismo, el Ayuntamiento de Mejorada, gobernado por el PSOE, también está tramitando el expediente para que el edificio sea declarado Bien de Interés Cultural por parte de la Comunidad de Madrid con el objetivo de proteger la catedral de Justo.