Quantcast
miércoles, 8 diciembre 2021 20:42

Los vertederos de Valdemingómez y Pinto alcanzan las emisiones de metano más altas de Europa

Los graves problemas de contaminación configuran uno de los grandes problemas de la ciudad de Madrid. La polución se ha instaurado en la ciudad, pero no solo en ella, ya que en los vertederos madrileños han detectado elevadísimos niveles de metano en las escombreras adyacentes al centro capitolino. Estos niveles de metano han sido detectados por satélites de alta resolución, que han descubierto que en agosto de 2021, los vertederos de Pinto y Valdemingómez emitieron 8.800 kilogramos de metano por hora, es decir, los niveles más elevados de Europa.

Los científicos del Instituto de Investigación Espacial SRON de Holanda y GHGSat, mediante los datos recabados en la misión Copernicus Sentinel-5P combinados con imágenes comerciales de alta resolución de GHGSat, han alertado de estos elevados niveles de gas metano. Las emisiones de metano contribuyen a contaminar el aire que respiramos y favorecen el calentamiento global.

Los satélites han identificado como foco de emisiones de metano dos vertederos ubicados a solo 18 kilómetros del centro de Madrid. Teniendo en cuenta las instalaciones de residuos cercanas a Madrid todo parece indicar que los focos de metano identificados por los científicos son los situados en Pinto y Valdemingómez. Los ecologistas llevan años en pie de guerra para cerrar la incineradora de Valdemingómez la cual consideran que está «envenenado» Madrid. Las imágenes de satélite muestran una nube de gas de efecto invernadero que se desplaza hacia las residencias cercanas.

Además, en la capital preocupa la cercanía de estos vertederos a núcleos poblacionales. El vertedero de Pinto se sitúa cerca de viviendas y recientemente se ha aprobado su ampliación. Por su parte, la planta tecnológica de Valdemingómez se extiende en el límite del término municipal de Madrid con el de Rivas-Vaciamadrid, y con la pedanía de Perales del Río (Getafe) alargándose por la Cañada Real, un poblado chabolista en el que viven más de 4.000 familias.  

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Actualmente, se desconoce la causa de las emisiones, pero sin duda se tendrán que mitigar los efectos de la misma. Tras identificar los focos de emisiones de metano, ahora la solución pasa por identificar cómo y porqué se están causando estos gases contaminantes.

la solución pasa por identificar cómo y porqué se están causando estos gases contaminantes

Los responsables políticos europeos se han comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% para 2030, tomando como valor los niveles de 1990. Según la Estrategia de metano de la UE, publicada en octubre de 2020, el 26% de las emisiones de metano del continente provienen de los desechos. En todo el mundo, se prevé que los vertederos representen entre el 8% y el 10% de todas las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero para 2025. Este objetivo en los vertederos madrileños estaría lejos de conseguirse ya que el metano contribuye de forma muy agresiva al calentamiento global.

Para la consecución de tales objetivos, el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha la Estrategia de Movilidad Sostenible Madrid 360 con el objetivo de mejorar la calidad del aire, sin embargo, este proyecto municipal parece no estar haciendo efecto en los vertederos cercanos a la ciudad.

Según informa la Agencia Espacial Europea (ESA), la Directiva sobre vertederos de 1999 exige que los operadores de vertederos de la UE capturen el gas creado por la descomposición de material orgánico y lo utilicen para generar energía o lo quemen para que no se emita. Si se cumpliera tal cometido en Valdemingómez y Pinto, aproximadamente 350.000 viviendas podrían aprovecharse de esta tasa de pérdida de metano.