Quantcast
viernes, 7 octubre 2022 7:41

La nueva Plaza de España contará con una cafetería cubierta integrada en los jardines del entorno

La nueva Plaza de España albergará en su interior una cafetería integrada en los jardines del entorno, han trasladado fuentes del área de Obras y Equipamientos, que han precisado que “lo que se ve ahora no es el aspecto definitivo de la cafetería con la que contará la nueva Plaza de España”.

Esta cafetería tendrá sala interior de algo más de 100 metros cuadrados más barra, aseos y almacenes. También contará con una terraza. “Será un edificio verde integrado en los jardines del entorno“, han precisado estas mismas fuentes.

Ahora mismo se aprecia una cubierta de hormigón que va sobre una estructura metálica. Sobre ello se colocará una capa impermeabilizante que tendrá un acabado en color verde y sobre todo ello irá una estructura de rejilla en la que se pondrán plantas trepadoras con flores que cubrirán todo el edificio.

Las obras de remodelación del entorno de la Plaza de España y Bailén cumplirán con sus plazos previstos y se inaugurarán antes de que finalice este 2021.

LA NUEVA PLAZA DE ESPAÑA

La nueva Plaza de España dará lugar a un entorno más verde, sostenible y accesible que cambia la fisonomía del centro de la capital. Un espacio de más de 70.000 metros cuadrados que integra todos los modos de movilidad, pero “priorizando especialmente al peatón como forma de mejorar la calidad ambiental y el disfrute de esta zona por todos los ciudadanos”.

La renovada distribución potencia el carácter cívico de la plaza y está concebida para propiciar la relación, la estancia y el paseo. Un espacio en el que las actividades están reguladas a través del mobiliario (juegos de niños, juegos de mayores y espacios de recogimiento) pero también con ámbitos capaces de acoger iniciativas asociadas al disfrute del espacio público.

La nueva Plaza de España emerge como un eslabón de la cadena de áreas verdes que desde el sur (Jardines de Sabatini y Plaza de Oriente) el oeste (Casa de Campo, Campo del Moro y Madrid Río) y el norte (Parque del Oeste) quedan perfectamente enlazados. En definitiva, es la puerta verde de una malla transversal que procede del río Manzanares y establece un punto de penetración medioambiental hacia el centro de la ciudad.

En total, se ha plantado más de un millar de árboles. Asimismo, la nueva configuración del espacio supone la reducción de la contaminación atmosférica y acústica, de las emisiones de gases de efecto invernadero y del consumo de energía.

Uno de los cambios fundamentales que trae consigo la nueva Plaza de España. Se ha construido un túnel que une la calle Ferraz con la intersección de la cuesta de San Vicente y se ha ampliado hasta allí el túnel de Bailén que parte a la altura de la calle Mayor.

Por su parte, el paso elevado de vehículos construido a finales de los años 60 y que ha estado en funcionamiento hasta el inicio de las obras, se convierte en una plataforma peatonal que constituye la pieza de conexión que permite generar este sistema continuo de espacios libres públicos.

Además, el proyecto integrará la mayor parte de los restos arqueológicos encontrados durante las excavaciones para la construcción del túnel Bailén-Ferraz, como las dos plantas del Palacio de Godoy y los contrafuertes de las antiguas Caballerizas Reales junto a los actuales Jardines de Sabatini, así como los restos del ‘camino de ronda’ del antiguo cuartel de San Gil. Se implementará un itinerario arqueológico y se construirá un Centro de Interpretación de la cornisa monumental de la ciudad para explicar y ayudar a comprender la evolución de la ciudad muy cerca del lugar de su nacimiento.