Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 0:57

PEA: el sustituto natural del cannabis sin trabas legales

El pasado 17 de octubre se celebró el Día Mundial del Dolor y según un informe de la Sociedad Española del Dolor, ocho millones de españoles amanecen cada día con algún tipo de dolor. Aliviar estos síntomas es lo que ha llevado a algunas personas a refugiarse en sustancias como el cannabis medicinal para reducir el dolor que padecen. Sin embargo, la adicción que provoca el cannabis ha sido el motivo para que no sea considerado legal aunque ya hay fuerzas políticas que se plantean legalizarlo. No obstante, el cannabis tiene un sustituto natural y legal desarrollado por la industria farmacéutica que se llama PEA (palmitoiletanolamida) y está presente en complementos alimenticios como Calmux desarrollado por la empresa canaria de nutracéuticos Bioksan.

ocho millones de españoles amanecen cada día con algún tipo de dolor

La PEA es una molécula que sintetiza las células de nuestro organismo de manera natural para proteger nuestro cuerpo de la neuroinflamación y el dolor. Algo parecido a la relajación muscular que provoca el cannabis. En situaciones crónicas, las células no producen suficiente PEA y es entonces cuando suplementar con PEA sintetizada puede ser beneficioso para aquellas personas que sufren algún tipo de dolor.

En los últimos años la industria farmacéutica española se ha centrado en la búsqueda de sustancias para combatir la inflamación y el dolor, como los derivados del cannabis o cannabinoides, con posibles aplicaciones terapéuticas para reducir la sintomatología de las personas afectadas por el dolor. El PEA actúa de una manera similar, pero, a diferencia del cannabis tiene muchas menos trabas legales, lo que lo convierte en un sustituto natural perfecto.

Según explica la empresa Bioksan, el PEA “se ha estudiado especialmente en pacientes con dolor neuropático en los que ha fracasado la analgesia habitual. También en pacientes polimedicados o de edad avanzada que requieren de terapias más seguras y tolerables”. Asimismo, desde la compañía canaria aseguran que existen diversos estudios científicos que han demostrado su eficacia para la prevención de las migrañas y el tratamiento de las lumbalgias, el dolor más común en el mundo.

EL ESTUDIO QUE AVALA LA EFICACIA DE LA PEA

Con el objetivo de avalar la eficacia de la PEA, Bioksan ha realizado un estudio con más de 170 profesionales de diferentes especialidades en 23 provincias españolas. Cada médico encuestado atiende a una media de 400 pacientes al mes que sufren dolores musculares, esqueléticos, neuropáticos o viscerales, entre otros tipos de dolores.

De este estudio se extrae que este sustituto natural de cannabis es efectivo, seguro y bien tolerado. Asimismo, concluyen que la PEA tiene escasa interacción con otros fármacos y menos efectos secundarios que los medicamentos convencionales usados en el tratamiento del dolor. Además, el riesgo de generar dependencia es prácticamente nulo, algo que no ocurre con el cannabis.

El 95% de los médicos encuestados percibe Calmux como un tratamiento natural, el 97% afirma que los complementos alimenticios pueden ayudar a controlar el dolor y el 100% asegura que el PEA es útil para el control del dolor. Así, Calmux, complemento alimenticio en el que está presente la PEA, se configura como el sustituto natural, legal y avalado por expertos para sustituir el uso medicinal del cannabis.

Este complemento alimenticio capaz de aliviar el dolor ha sido desarrollado por Bioksan, una empresa española que investiga, desarrolla y distribuye nutracéuticos inteligentes que permiten abordar problemas de salud de manera integral. La compañía creada en las Islas Canarias hace siete años ha experimentado un incremento anual del 50% en su facturación consiguiendo así un puesto entre las 1.000 empresas europeas que más han crecido en los últimos años, del ranking anual del Financial Times ‘FT1000 Europe’s Fastest Growing Companies’. Además de fabricar complementos alimenticios para aliviar el dolor de las personas, Bioksan destina el 6% de su beneficio anual a proyectos solidarios en España y Uganda.