Quantcast
domingo, 24 octubre 2021 14:49

El Teatro Real abre temporada: repasamos sus dos siglos de historia

Con casi dos siglos de historia, el Teatro Real vuelve a inaugurar una nueva temporada. Desde su privilegiado lugar en la plaza de Oriente, este será testigo de un nuevo acontecimiento histórico en Madrid: la vuelta a la normalidad.

Hoy repasamos la historia de un teatro que vio cómo los madrileños silbaban a Isabel II cuando llegaba tarde o cómo se desplomaba una lámpara de casi tres toneladas sobre sus butacas.

LA PLAZA DE ÓPERA ANTES DE LA LLEGADA DEL TEATRO

Para hablar de la historia del Teatro Real de Madrid nos tenemos que plantear qué había en este céntrico lugar antes de su llegada. Aquí ya había un teatro, era el de los Caños del Peral, que llevaba en la capital desde la llegada de Felipe V a España. Su estado de deterioro hizo que tuviera que ser demolido, dejando un gran solar vacío.

Entrada del Teatro Caños del Peral – 1809

Fernando VII sería el que impulsaría la construcción de un nuevo teatro para Madrid. Sería el año 1818 cuando en este solar que ocupaba el anterior teatro, se empezara a construir el que sería el teatro más importante de España.

Sin embargo, a pesar de que la primera piedra se pusiera entonces, no fue hasta 30 años después cuando se pudo inaugurar el Teatro Real. Los retrasos en las obras motivados por la falta de presupuesto de la Casa Real hicieron que Fernando VII nunca viera su gran proyecto. Sería su hija la que lo inauguraría.

ISABEL II, UNA REINA MUY POLÉMICA

El Teatro Real se encuentra justo frente al mismo palacio. Una de sus fachadas da a la plaza de Ópera. Este lugar también era conocido como la “plaza de la Isabelona”, por la estatua de Isabel II que preside el lugar.

Isabel II fue muy importante para la creación del Teatro Real. Gracias a su impulso este centro era conocido en Europa por ser el más caro de todos. La reina se dedicó a decorarlo con grandes obras de arte y esculturas de primer nivel.

Teatro Real
Isabel II a las puertas del Teatro Real

Sin embargo, el clima de inestabilidad del país hacía que no siempre fueran bienvenidos los caprichos de la reina. Ella solía acudir habitualmente a disfrutar de la ópera a este lugar. Cuando llegaba tarde, los madrileños la silbaban y abucheaban.

Todos dejaron de quitarse el sombrero a su paso por los pasillos del Real. Este era el mejor reflejo de cómo la monarquía estaba llegando al límite y la revolución de 1869 se empezaba a avistar dentro de este gran teatro.

EL TEATRO REAL: CONGRESO POR UN TIEMPO

Durante varios años, el Teatro Real tuvo un propósito muy diferente. Aquí se trasladó el Congreso de los Diputados cuando dejaron Cádiz después del proceso constituyente en el año 1814.

Años después, el Teatro Real también albergaría un acontecimiento que quedó grabado en la memoria de todos los españoles. Aquí se celebró en 1969 el Festival de Eurovisión tras la victoria de Massiel y su célebre La La La. Este año se presentó Salomé y se produjo el famoso empate a cuatro. El diseño del escenario lo realizó nada más y nada menos que el mismo Salvador Dalí.

Teatro Real
Festival de Eurovisión 1969

En este lugar, además, cada 22 de diciembre se celebra un acontecimiento que hace felices a muchos españoles. Este es el lugar desde el cual los niños de San Ildefonso cantan los números de la lotería que harán millonario a más de uno.

IDAS Y VENIDAS EN SUS DOS SIGLOS DE HISTORIA

El Teatro Real ha sufrido a lo largo de sus casi dos cientos años de historia. A pesar de ellas, sigue manteniendo su impronta y prácticamente su diseño original y entrar en su sala principal te hace viajar en el tiempo.

El año 1925 fue decisivo para el futuro del teatro. La instalación del metro en Madrid hizo tambalear los cimientos del edificio y, por Real Decreto, el Teatro Real tuvo que cerrar sus puertas para ser reparado. Durante la Guerra Civil, estalló un polvorín que se encontraba en su interior.

Pasaron las décadas y el Teatro Real no remontaba. Las obras se sucedían y la ópera no volvía a su monumental escenario. Llegaron los años 60 y la única solución que parecía esperarle a este emblemático lugar era la demolición. Incluso había un nuevo proyecto para construir una nueva ópera en el paseo de la Castellana.

Teatro Real
La famosa «araña» del Teatro Real

Los años 90 fueron definitivos. En esta década, el Teatro Real volvió a abrir sus puertas con todo su esplendor tras una remodelación que duró 7 años. Sin embargo, en 1995 la gran lámpara de cristal de La Granja de 2700 kg se precipitó sobre las butacas. Afortunadamente, nadie se encontraba en este lugar.

«EL TEATRO MÁS CARO DEL MUNDO«

La ópera que sonó en la reapertura en 1997 del Teatro Real en presencia de los Reyes de España fue ‘El sombrero de tres picos’ de Manuel de Falla. Entre las obras más representadas en este emblemático lugar se encuentra en primer lugar ‘Rigoletto’, con 387 funciones. Tras ella, Aida (361). La medalla de bronce es para Il Trovatore, 324. Todas son de Verdi.

Este lugar tiene una acústica especial para la ópera pues la fisionomía de su sala principal está adaptada especialmente para ello. Además de ello, este teatro contiene una de las cajas escénica más modernas e innovadoras del mundo.

Además de ello, en su segunda planta tiene una serie de salas que reproducen el ambiente de la ópera del siglo XIX. Sus pasillos están adornados con importantes obras de arte que le dan al lugar un doble valor.

EL TEATRO REAL ABRE NUEVA TEMPORADA

Tras la dura pandemia, la normalidad vuelve a los espectáculos culturales de Madrid. La Reina Sofía inauguró este jueves 23 de septiembre la apertura de la temporada 2021-2022 del Teatro Real.

Este coliseo madrileño abre temporada con ‘La Cenerentola’, de Gioachino Rossini y, sobre todo, con el optimismo legítimo de pensar en la nueva normalidad.  Sin embargo, esta historia será representada de una manera muy original. El responsable de la obra, Steven Whiting, ha destacado que esta Cenerentola “es muy moderna y muy tradicional al mismo tiempo”.

La Reina Sofía y el alcalde de Madrid en el Teatro Real de Madrid

El incremento al 100% del aforo permitido para los recintos culturales ha animado al sector que hoy busca volver a la normalidad cuanto antes después de los duros años de pandemia. Los dos siglos de historia del Teatro Real serán testigo de nuevo de un gran acontecimiento. Este no es otro que el gran reto de recuperar la vida de antes de saber qué era una mascarilla.