Quantcast
lunes, 27 septiembre 2021 15:39

Una «vuelta al cole» en blanco y negro

La vuelta al cole este año vuelve a ser diferente. La mascarilla y los geles se han quedado con nosotros como si fueran un complemento más del estuche. Ahora más que nunca, la frase: “cualquier tiempo pasado fue mejor” toma un fuerte significado. De esto va la nueva exposición online que acaba de lanzar la Comunidad de Madrid.

Madrid pone a disposición de todos una muestra muy significativa de fotografías del Fondo Fotográfico Martín Yubero. Acompañados de estas entrañables imágenes, viajaremos en el tiempo para conocer cómo era la vuelta al cole en Madrid en el siglo pasado.  

UNA EXPOSICIÓN PARA EL RECUERDO

El fondo fotográfico que preserva la Comunidad de Madrid es todo un tesoro. Gracias a él podemos seguir siendo testigos de cómo vivían hace unos años los madrileños de toda la región. También nos permite preservar para siempre en nuestra memoria todos esos recuerdos que formaron parte de nuestra infancia.

La ‘Colección Madrileños’ y el Fondo fotográfico Martín Santos Yubero ofrecen ahora todos los amantes de la historia un nuevo recorrido por el túnel de tiempo. Esta vez viajamos entre los años 1925 y 1977 gracias a estas 63 fotografías que representan la vuelta al cole de los que fueron nuestros padres y abuelos.

Vuelta al cole en Madrid

Este recorrido por la historia se divide en cinco grandes bloques que reflejan perfectamente el espíritu de estos primeros días de colegio donde las lágrimas de pena se mezclaban con la alegría de reencontrarse con los amigos tras el verano.

Puedes disfrutar de la exposición completa en el siguiente enlace.

LA VUELTA AL COLE SE HACÍA ANDANDO

La primera parada por este recorrido por la historia de los madrileños comienza como todas las grandes historias: por el camino. Antes, solo los más afortunados eran acompañados por sus padres al colegio. La mayoría de los niños del siglo xx recorrían las calles de Madrid solos o en compañía de sus hermanos mayores camino al cole.

Ataviados con unos uniformes la mar de graciosos, las boinas, los lazos y los zapatos recién comprados con mucho esfuerzo de las familias formaban parte de aquellos frenéticos primeros días de clases.

vuelta al cole
Niños de un barrio en las afueras de Madrid marchan en fila hacia el colegio. Fondo fotográfico Martín Santos Yubero. ARCM.

Así podemos ver en estas fotografías un grupo de chiquillos camino del colegio de la mano en parejas atravesando un descampado por la acera que une una nueva barriada con la ciudad. Corría entonces el siglo 1940.

También podemos recordar de la mano de varias niñas ataviadas con babis y carteras la alegría de todas ellas por comenzar el curso. Las madres eran parte esencial de la educación de las familias, por ello también tienen hueco en esta exposición.

vuelta al cole
Abuelo con sus nietas a la salida del colegio San Viator en la Plaza Elíptica. Colección ‘Madrileños’. 1967

También los abuelos, que tanta importancia siguen teniendo hoy en día. Aquí podemos ver a uno muy orgulloso de sus nietas, posando sonriente fumando un puro junto al colegio San Viator de la Plaza Elíptica.

EL ANSIADO REENCUENTRO TRAS LAS VACACIONES

El reencuentro con los compañeros y amigos después de casi tres meses de vacaciones es uno de los momentos más esperados por todos los niños. Esta exposición ha dedicado un bloque entero a estas escenas tan entrañables.

Nervios, ilusión, alegría… Todo esto se puede observar en las caras de todos estos niños que regresaban a clase entre abrazos, risas y confidencias en las puertas de los colegios madrileños.

vuelta al cole
Un grupo de amigas sonríen muy contentas el primer día de curso. Fondo fotográfico Martín Santos Yubero. ARCM. 1940

Las fotos de esta exposición dedicada a la Vuelta al Cole muestran varios grupos de niños y niñas compartiendo con sus compañeros la alegría de volver a clases. Aunque no todos estaban contentos, pues a muchos lo de volver a la rutina no es algo que les entusiasme mucho.

EL PRIMER DÍA DE COLEGIO

Los nervios del primer día son algo que, pasen los años que pasen, siguen dentro de todos los niños. La ilusión que trae consigo el estrenar nuevos lápices, cuadernos o pinturas se plasma en la cara de los más pequeños.

En esta fotografía, una niña muy pequeña dibuja en el encerado de un colegio de Usera en 1957. Aquí podemos leer varias enseñanzas religiosas, deberes y libertades del ser humano, que nos muestra de forma muy gráfica la relación entre educación y religión a mediados del siglo XX.

vuelta al cole
Retrato de una niña escribiendo en la pizarra en un colegio de Usera. Colección ‘Madrileños’. – 1957

Las maestras y maestros siguen siendo personas que te marcan para siempre y es imposible de borrar de nuestra memoria. Su trabajo incansable y vocación hicieron que hoy seamos las personas en las que nos hemos convertido.

lo más importante que te pasa en la vida es aprender a leer y escribir

Muy pocas veces nos ponemos a pensar que la cosa más importante que nos ha pasado en la vida es aprender a leer y a escribir. Y sin duda alguna, esto se lo debemos a todos estos profesionales que pasaron por nuestra vida y que nos enseñaron no solo a leer, sino también a vivir y convivir.

LA DISCIPLINA, PROTAGONISTA DE LA VUELTA AL COLE

En el último siglo la educación en España ha cambiado radicalmente. Nada tiene que ver aquellas escuelas del franquismo donde la disciplina formaba parte del día a día de los colegios nacionales.

En esta selección también se han recogido imágenes que muestran el tipo de disciplina que se exigía en los colegios madrileños de la época. Desde primera hora de la mañana, la jerarquía se demostraba con esas perfectas formaciones al entrar y salir del colegio.

La educación era prácticamente militar. Los himnos nacionales eran parte de la banda sonora de aquellos días de colegio, al igual que los castigos y las famosas fotos en grupo en la que no se admitía salir perfectamente alineados.

Todo ha cambiado tanto que aquellos días solo quedan en la memoria de los más mayores. Aquella España gris en la que “la letra con sangre estaba” abrió paso a una escuela abierta, plural e igualitaria.

UN RECUERDO EN BLANCO Y NEGRO

El último apartado de esta exposición de la Vuelta al cole de los madrileños del siglo XX está dedicado a los posados en clase. En absolutamente todas las casas de España, los más mayores tienen la típica foto con el mapa y la bola del mundo a un lado.

Estas fotografías se solían tomar al comienzo o final de curso. También se realizaban en navidad y se regalaban como recordatorio. Ningún estudiante de la época se escapaba de cumplir con esta tradición que tan antigua nos parece ya.

Retrato de un niño del colegio Sagrado Corazón (Madrid). Colección ‘Madrileños’ | 1925

En este apartado podemos disfrutar de la fotografía más antigua de la muestra. En ella podemos ver a un jovencito de 1925, alumno del colegio Sagrado Corazón de Madrid, que posa delante de un encerado con actitud muy aplicada y sus libros sobre la mesa.

Mucho a cambiado Madrid desde entonces. Aquellos colegios en blanco y negro han dado pasado a una nueva escuela donde los valores imperantes distan mucho de lo que entonces se impartía en las aulas.

Sin embargo, lo que nunca cambian, son esas primeras lágrimas agridulces que muestran el dolor de dejar atrás las vacaciones para dar comienzo a un nuevo curso lleno de amigos y aventuras. Madrid da la bienvenida de nuevo al cole y con ello, un nuevo año repleto de retos y diversión.