Quantcast
martes, 3 agosto 2021 1:02

La rehabilitación del Palacio Duquesa Sueca llegará a su fin

Ubicado entre las céntricas y míticas Plazas de La Cebada y Tirso de Molina, el Palacio Duquesa Sueca, lleva en proceso de rehabilitación desde 2015 y parece que próximamente podría llegar a su fin.

La portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha anunciado en rueda de prensa la luz verde al proyecto de consolidación y reconstrucción estructural del cuerpo este del edificio, tras la reunión semanal de la Junta de Gobierno.

Según ha detallado, los trabajos en la plaza del Duque de Alba, número 2, darán comienzo para antes de que acabe el verano y correrán a cargo del Área de Obras y Equipamientos. Supondrán una inversión de 2,7 millones de euros y tendrán un plazo de ejecución de 12 meses.

Claro ejemplo de la arquitectura de la Ilustración de Madrid y declarada Bien Interés Cultural, ya en 2019 finalizó su primera fase de rehabilitación en la que se encontraron restos arqueológicos.

Este nuevo proyecto tiene por objeto el levantamiento del cuerpo este del edificio que en su día fue deconstruido debido al alto grado de riesgo de ruina física inminente que sufría como consecuencia del aplastamiento de los muros del patio interior y el deterioro de los apeos de madera que los sustentaban, debiéndose abordar por seguridad, en primer lugar, la deconstrucción de este para su posterior reconstrucción. 

VUELTA A SU VOLÚMEN INICIAL

Levantado sobre los cimientos del Colegio Imperial de la Compañía de Jesús, el edificio fue utilizado inicialmente como escuela para los hijos de los criados de Carlos III. En 1791 fue transformado como palacio por Antonio de Abajo y pasó a ser residencia de Manuel Godoy y su esposa, María Teresa de Borbón y Vallabriga, duquesa de Sueca. De ahí su nombre.

Con el comienzo de su rehabilitación en 2016, el Ayuntamiento de Madrid, inició un proceso participativo para que los vecinos decidiesen a qué dedicar dicho edificio y que aún no se ha determinado.

La reconstrucción estructural, devolverá el edificio a su volumen inicial, se plantea conservando la disposición de los muros y los forjados de madera. Las actuaciones aprobadas hoy, que suponen la última fase de rehabilitación del Palacio de la Duquesa de Sueca, no contemplan más intervenciones ya que, una vez decidido su uso, se redactará otro proyecto para la totalidad del edificio.