Quantcast

Villacís quiere la bandera arcoíris en Cibeles, pero no harán “algo ilegal”

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha insistido en que le gustaría que ondeara la bandera arcoíris en el Palacio de Cibeles pero no harán “algo ilegal”, en referencia a la sentencia del Tribunal Supremo que el año pasado dictaminó que no es compatible ni con la Constitución ni con el marco legal vigente la colocación de enseñas no oficiales en el exterior de los edificios públicos, aunque sea de forma ocasional.

Estamos viendo la manera. Como vicealcaldesa me gustaría mucho que la bandera LGTBI colgara de la fachada pero no vamos a hacer algo ilegal. Estará presente, en forma de luz o de tela”, ha remarcado la vicealcaldesa en la rueda de prensa en la que ha presentado una encuesta sobre la vida de personas LGTBIQ+ en la ciudad.

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha adelantado que el Ayuntamiento lanzará una campaña institucional por el Orgullo en mupis y “con más banderolas en farolas que otros años”. Aniorte ha defendido que, más que el simbolismo de las banderas, aunque importante, lo que necesita la población LGTBI son “políticas concretas”.

Villacís ha retomado la pregunta para recordar que el año pasado una sentencia impidió que la bandera arcoíris ondeara en Cibeles y “este Ayuntamiento, muy comprometido con la causa LGTBI, cumple con la legalidad”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, por su parte, ha contestado en otro acto que el año pasado “ya se cumplió la sentencia del Supremo por unanimidad del equipo de Gobierno“, después de que les asesoraran en el sentido de que “no se podía colgar la bandera”.

“No ha habido cambio de doctrina del Tribunal Supremo y parece difícil que podamos colgar la bandera, lo que no quiere decir que no vayamos a colaborar”, ha apuntado ante la prensa.