Quantcast
domingo, 9 mayo 2021 15:21
spot_img

Fumar en Boadilla, podría estar prohibido

Los vecinos de Boadilla del Monte que pasean por sus calles y aprovechan para fumar, podrían ser sancionados según marca la nueva ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 que ha promulgado el gobierno de Pedro Sánchez, y obliga a llevar mascarilla en la vía pública a todo español mayor de seis años y no contempla el tabaco como exención legítima de la misma.

Estas medidas urgentes ya arrancaron con dudas acerca de la obligatoriedad del uso de la mascarilla en piscinas y en las playas Españolas y ahora puede tener un nuevo talón de Aquiles en la posibilidad de pasear o sentarse en una terraza pública y el acto de fumar.

Según la nueva ley, deja de estar vigente la normativa que permitía fumar en la vía pública y en terrazas, respetando la distancia mínima de seguridad, según la presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández Megina, “fumar en las terrazas de hostelería está prohibido por ley nacional y comunidades como la de Madrid o Cataluña no quieren darse por enteradas”.

Según la Asociación, en la vía pública, además, esta ley articula la prohibición de fumar en las aceras; la prohibición de fumar en las entradas y salidas de los edificios, colegios, hospitales, entre muchos otros espacios públicos compartidos como parques y estadios.

En este sentido, la asociación ha exigido en repetidas ocasiones desde el 30 de marzo a la ministra de Sanidad, Carolina Darías, que se pronuncie sobre el tema. “Lo que no se dice no existe, y tenemos a buena parte de la sociedad española deseando escuchar de su ministra de Sanidad que el principio de igualdad se aplica a todos los españoles, que fumar no es un eximente para no llevar mascarilla, ni en las terrazas ni en las calles”, sostiene Raquel Fernández Megina.

Nofumadores.org critica el tratamiento preferencial y diferenciado que se le da a las cuatro corporaciones tabaqueras, que matan 60.000 personas al año en España, en comparación con la vacuna de Astrazeneca. “El tabaco tiene más probabilidad de producir trombos que cualquier vacuna, siendo este el menor de sus males, y no prohíben la venta. Sin embargo, con esta industria, nuestro Gobierno no se atreve siquiera a verbalizar lo que aparece en la Ley nacional de medidas sanitarias de la “nueva normalidad”.

spot_img