Quantcast
jueves, 6 mayo 2021 14:59

Los yacimientos mineros de las lagunas de Ambroz se convertirán en el Bosque Metropolitano

Las lagunas de Ambroz, en el distrito de San Blas-Canillejas, serán de titularidad municipal y estarán incluidas en el proyecto del Bosque Metropolitano de la capital, ha anunciado este lunes el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Mariano Fuentes.

Desde el área de Desarrollo Urbano se han mantenido varias reuniones ya con la Comisión Gestora de la Nueva Centralidad del Este, con objeto de “avanzar en la futura sectorización del ámbito”. “Las lagunas de Ambroz serán en un futuro de titularidad municipal para que puedan ser preservadas para todos los madrileños. Hay un acuerdo con los propietarios de la Nueva Centralidad del Este para que cuando se desarrolle el ámbito estos terrenos se cedan al Ayuntamiento”, ha explicado.

La sectorización supondrá la transformación de la mina en un gran espacio verde que formará parte del proyecto Bosque Metropolitano. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, también ha visitado esta mañana las lagunas de Ambroz y se ha reunido con los representantes de la mina de Tolsa y con la comisión gestora de la Nueva Centralidad del Este.

Con ellos han explicado el proyecto de conservación del entorno, que el Ayuntamiento incluirá dentro del Bosque Metropolitano, la gran infraestructura verde de 75 kilómetros que bordeará Madrid.

La Laguna de Ambroz es el resultado de la explotación minera realizada en esa zona a lo largo de muchos años de actividad y constituye un lago artificial, generado por la acumulación de aguas en un hueco de terreno impermeable. La mina de Tolsa, el mayor yacimiento en explotación de sepiolita conocido en el mundo occidental, estuvo activa entre 1977 y 2007 y, cuando cerró, la excavación quedó a cielo abierto y se fue rellenando de agua, formando la laguna, que se ha convertido en un refugio para las aves y en un santuario para cientos de especies.

Las lagunas forman parte además del ámbito de la Nueva Centralidad del Este los terrenos destinados originalmente para la Villa Olímpica. “Es una de las zonas más espectaculares del distrito de San Blas, que va a formar parte del proyecto que tenemos para este enclave, que se compone de muchas actuaciones porque es muy grande. Cabe el desarrollo de la Nueva Centralidad del Este“, ha explicado la vicealcaldesa.

El Ayuntamiento considera que estos humedales artificiales constituyen un entorno valioso para la biodiversidad, por lo que el objetivo de la planificación urbanística del ámbito es dotarlo de la adecuada protección para su preservación y de la calificación adecuada para que pasen a integrarse dentro del patrimonio municipal.