Quantcast
domingo, 9 mayo 2021 16:10

Ecologistas denuncian la “grave situación” del vertedero de Pinto

Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia contra la Mancomunidad del Sur ante el Área de Disciplina Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ante las “graves irregularidades” que se producen en el vertedero de Pinto.

Aseguran que el vertedero lleva más de dos años vertiendo sin control toneladas de residuos a terrenos de importantísimos espacios naturales protegidos como son el Parque Regional del Sureste, la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y el Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la Red Natura 2000.

En este tiempo han avisado hasta en cuatro ocasiones a los ayuntamientos de Pinto y Getafe, “sin que hayan llevado a cabo acciones o denuncias necesarias para revertir la gravísima solución”.

La organización ecologista lleva más de dos años alertando de diversas cuestiones. Una de ellas es que la valla perimetral que debe cerrar y evitar el vertido al exterior de las más de 820.000 toneladas de residuos que recibe cada año, así como la entrada de personas o fauna a su interior, lleva más de dos años destrozada.

Además, más de un kilómetro de su perímetro fue destruido por un alud de basura, “que nos recuerda al fatídico desprendimiento que causó la muerte de dos trabajadores en el también vertedero vizcaíno de Zaldibar”.

“Las toneladas de residuos de todo tipo que han destrozado el vallado perimetral y que se esparcen por todos los alrededores, inundan campos cercanos y llegan hasta el Arroyo de la Vega, en lo que supone un terrible atentado ecológico. Esta situación pone de manifiesto, una vez más, que el vertedero de la Mancomunidad del Sur supone una amenaza tanto al medio ambiente como a la salud y calidad de vida de los ciudadanos de Pinto, Getafe y San Martín de la Vega, ya que es precisamente en la unión de los términos municipales de estas tras localidades donde ocurren estos terribles hechos que denunciamos”, apuntan.

Por ello, Ecologistas den Acción exigen, además de la limpieza del entorno y la reparación del vallado perimetral y la paralización del proyecto de nueva macroplanta de residuos en Pinto, “que abocará a la prolongación del vertedero y por tanto de todos estos terribles efectos que llevan años produciéndose sin que a las autoridades responsables y afectadas parezca importarles”.