Quantcast
lunes, 12 abril 2021 20:21

Malasaña, el barrio que debe su nombre a la heroína de Madrid

Las céntricas calles de Malasaña no solo fueron el epicentro de la movida madrileña sino que por sus calles transitaron las mujeres más ilustres. Malasaña es un barrio vivo donde los valores feministas inunda cada esquina.

Por sus calles podemos encontrar la casa natal de Clara Campoamor o el escenario donde se enamoró Emilia Pardo Bazán. El nombre del barrio también alude a Manuela Malasaña, una heroína madrileña que plantó cara a las tropas napoleónicas.

A continuación, te relatamos los enclaves de Malasaña que son emblema de la lucha feminista.

La casa natal de Clara Campoamor está en Malasaña

Una de las feministas que nació en Malasaña fue Clara Campoamor. En la calle del Marques de Santa Ana vivió su infancia la mujer que defendió en las Cortes el derecho de las mujeres al voto.

Clara fue una abogada, escritora y política. La revolucionaria madrileña fue una defensora a ultranza por los derechos de la mujer que durante esa época se hallaban difuminados.

Clara Campoamor consiguió el sufragio femenino en España, que se logró en 1931 y fue ejercido por primera vez por las mujeres en las elecciones de 1933. Por su carácter político y a causa de la Guerra Civil se exilió en Suiza donde falleció a los 84 años de edad.

La heroína que dio su nombre a Malasaña

En Malasaña, a escasos metros de la glorieta de Bilbao, está la calle Manuela Malasaña. Esta calle y este barrio deben su nombre una heroína española que nació en Madrid en 1971. Manuela era una joven modista y bordadora que pasó a la historia por hacer frente a las tropas napoleónicas.

La madrileña fue una de las víctimas del Levantamiento del 2 de mayo de 1808 reprimido por las tropas napoleónicas destacadas en la capital. Manuela murió en la defensa del cuartel de Montoleón frente a las tropas francesas.

Su memoria y su vida es honrada como una de las heroínas populares que luchó en la guerra de Independencia Española. Su lucha por Madrid ha transcendido a la historia como un ejemplo de feminismo y mujer luchadora y valiente. Por ello, hoy tiene un barrio con su nombre por el que siguen transitando muchas mujeres luchadoras, valientes y feministas.

La calles que vieron enamorarse a Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós

Pero Malasaña no solo fue el hogar de mujeres que marcaron la historia del feminismo sino que también fue escenario del romance entre Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós.

En calle del Dos de Mayo, donde se halla la Iglesia de Nuestra Señora de las Maravillas, se encontraban los escritores Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós a finales del siglo XIX. De ese templo tomó su nombre el barrio de Maravillas, denominación que mantuvo la zona hasta que en los años 80 pasó a ser conocido como barrio de Malasaña.

Emilia nació en La Coruña pero se trasladó a Madrid donde vivió sus años más intensos. La gallega recorrió las calles de Malasaña en busca de su amado el literato Galdós. Pardo Bazán fue una de las precursoras de los derechos de las mujeres y el feminismo en Madrid.

El mapa ilustrado que recorre el Malasaña más feminista

Con motivo de la celebración del 8M, el Ayuntamiento de Madrid ha elaborado un mapa cultural ilustrado llamado ‘Malasaña y otra mujeres’ que invita a los madrileños a recorrer este singular barrio siguiendo los pasos de las mujeres ilustres que vivieron en sus calles y esquinas.

La autora del Mapa Cultural Ilustrado ‘Malasaña y otras mujeres’ es la escritora Ana Rossetti y las ilustraciones son obra de Carmen García Huerta. Este mapa se puede adquirir en la Red de Bibliotecas Municipales y en los puntos de información turística.

La delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha presentado este recorrido feminista por el corazón de Madrid ya anima a todos los madrileños a hacerlo. Levy ha destacado la labor de estas mujeres que son historia viva de Malasaña:

Estas, entre otras muchas, son las mujeres que han ido abriéndonos camino a las demás. El mapa es el homenaje justo que merecen y que, además, se va a convertir en una realidad porque el programa Pasea Madrid va a incorporar esta ruta, gratuita, para todos los madrileños. 

Sin duda, Malasaña es un barrio emblema de los valores feministas. Hacer un recorrido por estos puntos neurálgicos de la ciudad es una opción muy interesante para celebrar el 8M.