Quantcast
martes, 20 abril 2021 13:27
spot_img

Un policía encuentra un proyectil explosivo de la Guerra Civil en Arroyomolinos

El pasado lunes 22 de febrero, un Policía Nacional de paisano que se hallaba paseando a su perro por Arroyomolinos, se encontró con un artefacto explosivo de la Guerra Civil.

La Policía Local confirmó las sospechas del agente, el objeto es un proyectil de la Guardia Civil. Este artefacto se trata de un objeto que se proyecta generalmente como un arma para ser lanzado o arrojado a un blanco especifico con el objetivo de cumplir una trayectoria.

El proyectil encontrado en la localidad madrileña de Arroyomolinos se trata de un artefacto alargado terminado en punta de color gris. El objeto fue encontrado con restos de haber estado enterrado durante décadas. La ubicación exacta de dónde se ha encontrado el objeto no ha trascendido para evitar así el efecto llamada de curiosos.

La Guardia Civil detona el artefacto

La sorpresa fue mayúscula puesto que el hallazgo, que data del conflicto bélico que sufrió nuestro país hace 82 años, podría ser explosivo. Ante tal amenaza, el agente que encontró este singular objeto avisó a los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) de la Guardia Civil.

Los TEDAX recibieron el artefacto, confirmaron que se trataba de un artefacto explosivo y lo detonaron. Esta actividad consiste en hacer estallar la carga explosiva de un objeto de forma controlada para así garantizar la seguridad.

Desde la Policía Local se recuerda a la ciudadanía que que este tipo de artefactos mantienen sus “propiedades explosivas intactas” a pesar del tiempo transcurrido desde su utilización. Asimismo, alertan de que cualquier manipulación puede activarlos ocasionando “lesiones muy graves”.

Por cuestiones de seguridad, en caso de encontrar un objeto de estas características se deben avisar a los cuerpos de seguridad. “No se debe tocar o manipular el objeto, sino que hay que avisar al teléfono 112 o a la Policía Local lo antes posible y señalizar la zona para impedir que otras personas accedan al lugar”, ha explicado Ana Millán, alcaldesa de Arroyomolinos.