Quantcast
miércoles, 3 marzo 2021 6:10

La nueva Plaza de España ha costado más de 60 millones de euros y estará lista este verano

Los madrileños podrán disfrutar de la nueva Plaza de España a partir del próximo verano. Este nuevo espacio emblemático de la ciudad de Madrid tendrá más zonas verdes, el monumento de Cervantes mirará hacia otro lado y contará con múltiples carriles bicis que atravesarán la zona.

La nueva Plaza de España extenderá la vida social de la popular Gran Vía ya que se construirá un gran plaza cívica con un gran espacio central despejado de árboles y mobiliario urbano en el que se podrán celebrar grandes eventos cuando la pandemia lo permita.

Asimismo se han proyectado nuevas zonas verdes que unirán el Parque del Oeste con los Jardines de Sabatini. Toda la plaza se estructurará alrededor de triángulos verdes con columpios y bancos que dividirán caminos. Se van a plantar 1.344 árboles, todos ellos de especies autóctonas. También se prevé integrar los Jardines de Sabatini en el conjunto de la plaza, mejorando su acceso con ascensores, rampas y escaleras.

El inicio de las obras estaba previsto para 2018 pero por cuestiones técnicas no comenzaron hasta mayo de 2019. No obstante, se calcula su finalización para este verano.

La nueva Plaza de España le ha costado a los madrileños 61.999.546€, cifra que seguramente ha acabado siendo superior por culpa de los imprevistos de las obras como los restos subterráneos del Palacio Godoy.

Las obras para la reforma de la Plaza de España están siendo realizadas por la unión temporal de las empresas FCC y PACSA. El proyecto ganador pertenece a los estudios Porras-La Casta y Estudio Guadiana, los mismos arquitectos que proyectaron el impresionante desarrollo urbano de Madrid Río.

Tres nuevas fuentes

La nueva Plaza de España tendrá tres fuentes, se recuperarán las dos actuales y se construirá una nueva.

La mítica fuente del Nacimiento de Agua se trasladará de su posición actual frente al Edificio España, al sur, a escasos metros del Templo de Debod.

La segunda, que ahora está frente al monumento de Cervantes se remodelará de forma integral para mejorar su funcionamiento.

Y la tercera será la Fuente del Cielo, una obra de mármol de makauba y que se inspirará en el cielo de Madrid y se ubicará entre la Plaza de España y los Jardines de Sabatini.

Se reducirá drásticamente el tráfico

Las obras realizadas en la Plaza de España reducirán drásticamente el tráfico en esta zona del centro de Madrid. De este modo, se favorece la peatonalidad de los madrileños que podrán transitar por 40.000 metros cuadrados.

El tráfico rodado hasta ahora existente se perderá por una parte por la eliminación de carriles asfaltados, que servirán para la ampliación de aceras y los nuevos carriles bici.

Asimismo, se desviarán a los vehículos por el nuevo túnel que irá desde Ferraz hasta la Almudena. Los nueve carriles frente al edificio España se verán reducidos a cinco.

También se va a remodelar el parking subterráneo. Se procederá a la demolición de la galería comercial y en su lugar se construirá una más grande con cinco locales de titularidad municipal y con un lucernario exterior, en el que se plantarán varios abedules. Dicha galería debería servir como conexión con el metro.