Quantcast
viernes, 26 febrero 2021 2:52

Más de 30 hectáreas del Monte del Pilar de Majadahonda se reabren al público este sábado

Cerca de un 95% de la masa forestal del Monte del Pilar resultó gravemente dañada por la tormenta de nieve y los sucesivos temporales de lluvia y viento

Este sábado, 20 de febrero, se reabren al público más de 30 hectáreas del Monte del Pilar. Estas corresponden al Gran Parque Felipe VI y a la denominada “Zona de Disuasión”. Su reapertura se produce tras haberse llevado a cabo en las últimas semanas unas intensas labores de limpieza y poda del arbolado que resultó gravemente dañado por los efectos de la borrasca Filomena.

La Concejalía de Medio Ambiente y el Patronato del Monte del Pilar activaron, tras la tormenta, un dispositivo compuesto por diversas cuadrillas de profesionales. Estos se han servido de la maquinaria precisa para realizar los trabajos. Así han usado plataformas elevadoras, tractores y trituradoras. En las últimas semanas, han trabajado sin descanso para despejar lo antes posible los caminos principales y poder garantizar la seguridad de los usuarios.

El área que se abrirá el sábado discurre en paralelo a la Avenida del Rey Juan Carlos I y comprende diversos recintos de descanso y ocio, como juegos infantiles y de mayores, y circuitos de ejercicios biosaludables que los usuarios podrán volver a disfrutar.

¿Por qué se cerró esta área del Monte del Pilar?

Cerca de un 95% de la masa forestal resultó gravemente dañada por la tormenta de nieve y los sucesivos temporales de lluvia y viento. Por esa razón, fue necesario cerrar por seguridad el recinto vallado del Monte del Pilar, así como el resto del parque forestal para que los operarios pudieran trabajar sin contratiempos.

El objetivo de esta medida fue evitar accidentes indeseados dada la peligrosidad que entrañaban la gran cantidad de ramas que colgaban de los árboles y el peligro de colapso de los pinos y encinas afectados por el peso de la nieve que soportaron.

En la actualidad se continúa trabajando sin descanso para eliminar el riesgo en los caminos principales y que puedan ser transitados con tranquilidad. El resto del Monte se abrirá de forma progresiva. Gran parte de los restos de la poda se triturarán y servirán de abono para el propio bosque