Quantcast
lunes, 8 marzo 2021 4:35

La Clínica Armstrong Internacional pone en funcionamiento en Madrid, el TAC más avanzado de Europa

La Clínica Armstrong Internacional anuncia la adquisición y puesta en funcionamiento de un nuevo TAC de altas prestaciones de última generación -GE Revolution Ápex.

Este equipo es actualmente el más avanzado de Europa, un aliado que permitirá conseguir diagnósticos rápidos y fiables, contribuyendo al diagnóstico precoz de nuevas enfermedades.

Este equipo es especialmente útil en la detección de tromboembolismo pulmonar en los pacientes que han padecido Covid19 y que podrían no diagnosticarse en un TAC convencional.

Dispone de un gantry (amplitud del área de exploración) con un diámetro de 80 cm. superior a la mayoría de los que existen en el mercado.

La ventaja de que sea más amplio es que el paciente dispone de más espacio libre a su alrededor en el momento de realizarse la exploración. Mejoramos así la percepción de comodidad en el paciente”, explica el Dr. Fernando Fernández Alarza, jefe del Servicio de Diagnóstico por la Imagen de la Clínica Armstrong Internacional, “siendo extremadamente útil en pacientes claustrofóbicos y en personas con obesidad mórbida”. En la Unión Europea, el 16% de la población presenta problemas de sobrepeso, y un alto porcentaje de personas sienten claustrofobia durante las exposiciones radiológicas.

Además, “Disminuye el tiempo necesario de suspensión de la respiración y así aumenta la comodidad del paciente y disminuye los artefactos por movimientos respiratorios”

Dada la rapidez del equipo, todas las exploraciones ven acortada su duración. Permite realizar exploraciones de determinados órganos con un solo giro del tubo de rayos X.

El Doctor Carlos Galdón, fundador y presidente ejecutivo de la compañía, indica que “es extremadamente importante este equipo en determinadas exploraciones cómo el TAC coronario, por tratarse de un órgano en movimiento”.

Con los equipos habituales, recuerda, suele ser necesario medicar al paciente para conseguir unas frecuencias cardíacas bajas que permitan obtener imágenes de calidad diagnóstica. Sin embargo, este nuevo equipo realiza exploraciones coronarias completas y fiables en 0,2 segundos con la máxima calidad de imagen, que al asociarse a un software de reconstrucción avanzada elimina la necesidad de premedicación, evitando los riesgos asociados. “Estos estudios coronarios pueden además realizarse independientemente de la frecuencia cardíaca del paciente”, explica el doctorFernando Fernández Alarza.

El nuevo TAC se diferencia también de los equipos habituales en varias características que lo convierten en una auténtica revolución a la hora de conseguir diagnósticos, sobre todo en lo concerniente a nuevas enfermedades menos estudiadas o conocidas. Como ejemplo al incorporar la tecnología de doble energía de última generación denominada imagen espectral, se consigue una importante mejora diagnóstica. Valora la perfusión de tejidos y mapas de yodo.

En los pacientes que han padecido Covid los mapas de iodo pulmonares permiten diagnosticar tromboembolismo pulmonar que un TAC convencional podría no detectar.

Esta tecnología hace que en los estudios coronarios puedan realizar estudios de perfusión cardiaca en reposo “aportando información de utilidad al cardiólogo en la toma de decisión terapéutica posteriorpuntualiza el doctor Fernando Fernández Alarza.

Alta tecnología al servicio de la salud: un TAC con software dotado de Inteligencia Artificial

El software de postproceso de última generación con el que este TAC está dotado se basa en inteligencia artificial y dispone de altas capacidades de computación. La rapidez en el sistema de post proceso permitirá aportar al médico solicitante no solo imágenes estándar, sino además ajustadas a demanda de sus necesidades particulares.

La velocidad a la que realiza la exploración, además “disminuye la toxicidad por contraste endovenoso al necesitarse menor dosis del mismo”. Este equipodispone de nuevas técnicas de reconstrucción de la imagen (Truefideliy), nueva generación de reconstrucción de imagen iterativa en TAC basada en inteligencia artificial ofreciendo una mayor calidad diagnóstica con la menor dosis posible, permitiendo reducir hasta un 82% la dosis de radiación ionizante con nuestro TAC respecto a equipos habituales.  

El TAC torácico “baja dosis” utiliza la misma radiación que una placa simple de tórax, frente a un TAC convencional cuya dosis de radiación sería similar a 400 placas de tórax.

La reciente normativa EURATOM incide especialmente en la disminución de dosis en pacientes pediátricos y en programas de screening. Por tanto, el equipo es de primera elección en el ámbito de esta normativa y permite realizar screening de despistajes de neoplasias en general y de pulmón en particular con la menor dosis posible, asegurando el máximo el cumplimiento de la normativa, comenta la doctora Fátima Matute.

Para concluir el Dr. Carlos Galdón indica que “gracias a las prestaciones únicas de este TAC, en la Clínica Armstrong Internacional hemos firmado acuerdos con compañías aseguradoras punteras para realizar chequeos médicos incluyendo esta prueba. Nuestro equipo detecta el cáncer en una fase muy incipiente, con muy poca radiación, lo que permitirá realizar de forma temprana un tratamiento personalizado y supondrá un mejor pronóstico para el paciente. Hoy día está muy bien descubrir en los chequeos médicos si la glucosa está alta o una persona es hipertensa, pero también es fundamental detectar en fase inicial el cáncer”, concluye el Doctor Carlos Galdón.