Quantcast
domingo, 3 julio 2022 5:09
spot_img
spot_img

La exposición de los trenes históricos más espectaculares está en la estación de Chamartín

La exposición de trenes históricos abre sus puertas un año más en la ciudad de Madrid, y lo hace como siempre en el barrio de Chamartín.

Tras un tiempo cerrado, el pasado cinco de diciembre, la exhibición pudo ofrecer una reapertura para todos los públicos siguiendo en todo momento las medidas de seguridad.

El recorrido está pensado para respetar un aforo de entre cinco y 10 personas en cada visita, lo que permite respetar la distancia de perimetral establecida.

Más de cien años de historia

La muestra se encuentra ubicada en la estación de metro de Chamartín y se expone en este espacio de forma permanente y completamente gratuita.

El recorrido fue inaugurado por todo lo alto el pasado 17 de octubre por el Rey Felipe VI, con motivo de la celebración del centenario del Metro de Madrid.

Ya en 1919, Alfonso XIII viajó en estos vagones, desde la estación de Sol hasta la de Chamartín, por lo que el actual Rey realizó el mismo trayecto para dar la bienvenida a la exposición.

Por el momento, más de 33.000 personas han vivido la experiencia de conocer uno de los más antiguos medios de transporte de la capital.

¿Dónde, cuándo y cómo ver la exposición?

Esta exposición de trenes antiguos se encuentra situada en la estación de metro de Chamartín.

Es completamente gratuita, para acceder a ella es necesario tener un billete de metro.

Solo se podrá visitar el interior de los vagones y toda la muestra mediante cita previa en la página oficial del Metro de Madrid.

Se puede adquirir una visita gratis y guiada de entre 30 y 40 minutos.

La visita se encuentra ubicada en la planta menos uno de la parada de metro de la estación de Chamartín, hasta la que se puede llegar por el mismo medio o en autobús.

Solo es posible asistir a la exposición cuatro días a la semana:

  • Jueves de 15:00 a 19:00.
  • viernes y sábado de 10:00 a 19:00.
  • domingos de 10:00 a 15:00.

Así es la muestra

El circuito comprende un total de tres vagones, 12 coches y más de 100 elementos propios del transporte periférico que han variado a lo largo de los años.

En los coches, se podrán ver piezas tanto desde sus orígenes hasta los años 60, además, cuatro de ellos pertenece al modelo ‘Cuatro Caminos’.

Dichos modelos circularon por la red hasta los años 70 y son conocidos por su estilo minimalista, ya que la estructura de su caja estaba completamente hecha de metal, la cual, estaba a la vista ya que carecía de revestimientos u ornamentación.

Otros prototipos que también se pueden ver son:

Dos coches de estilo ‘Salamanca’, construidos tras la guerra y puestos en funcionamiento en 1943. Estos poseen una gran calidad en cuanto a materiales, pero en su decoración presentan una imagen sobria y sencilla.

El coche ‘Ventas’ fue puesto en funcionamiento en 1924, para dar la bienvenida al primer tramo de la línea dos entre las estaciones de Sol y Ventas.

Más tarde, en 1927 llegó ‘Quevedo’ para aumentar la actividad de esa misma línea dos. En este caso, entre las paradas de Sol y Quevedo. Sin embargo, este modelo se modernizó respecto al anterior, sobre todo en el uso de publicidad.

Por último, será posible ver dos ejemplares de ‘Legazpi 5’, los cuales se estrenaron en 1955 y los famosos coches ‘1000’, el modelo más progresista de la colección antigua, en relación con el sistema de tracción y rodadura.

Estos supusieron un adelanto también en cuanto estilo, ya que fueron pintados en verde y gris, dejando atrás al habitual color rojo tan característico del medio ferroviario madrileño.

spot_img
spot_img