Quantcast
lunes, 8 marzo 2021 3:22

103 niños siguen sin guardería por la pésima gestión de la Administración

La escuela infantil Lolo Rico, situada en la cale Rodas en el distrito Centro, sigue sin fecha de apertura. Las familias se sienten “abandonadas” y sin centro educativo para más de 100 menores entre cero y tres años que necesitan guardería.

La promesa del centro educativo de Embajadores comienza el pasado junio cuando se abren las matriculaciones al alumnado. Pero la asistencia educativa se trunca el 31 de agosto cuando las familias reciben la notificación de que la escuela no abrirá en noviembre como estaba previsto, sino que abrirá en febrero. Una falsa promesa, puesto que febrero ya está aquí y la escuela sigue sin estar disponible.

El retraso en la apertura del centro educativo afecta a las familias de 103 menores que aún no tienen guardería para llevar a sus hijos. Sí, en pleno siglo XXI y en la capital de España.

La recolocación de estos cientos de niños en otras escuelas infantiles de la ciudad no ha sido posible por las condiciones sanitarias establecidas para la lucha contra el coronavirus.

La posposición de la fecha de apertura, según fuentes municipales, es debido a consecuencias administrativas derivadas de la pandemia que han afectado al proceso de licitación en la gestión. ¿Puede una mala gestión de la Administración dejar sin clase a más de cien niños? Parece ser que sí.

Familias abandonadas y sin poder escolarizar a sus hijos

Las familias de los menores no escolarizados están desesperadas y es por ello que algunos padres y madres se han unido para luchar por un centro educativo para sus hijos.

“Esto no puede seguir, es una absoluta falta de respeto y de profesionalidad. Seguiremos plantando cara y exigiendo nuestros derechos. El Ayuntamiento ofreció plazas que a día de hoy nuestros hijos siguen sin poder disfrutar. Nos han abandonado“, han manifestado las familias.

Los padres y madres de los menores se ven obligados a hacer “malabares” para atender a sus hijos ya que no les pueden dejar en el centro educativo que el consistorio madrileño les prometió hace meses.

“A día de hoy seguimos sin saber qué hacer con nuestros bebés, sin soluciones, sin comprensión y sin respuesta“, lamenta Celia Arias, una de las madres de los niños afectados en su cuenta de Twitter.

La pésima gestión del Ayuntamiento de Madrid ha provocado que los más de cien menores no tengan centro para ser escolarizados a pesar de llevar ocho meses matriculados.

Becas insuficientes y que no llegan

El impacto económico que tiene en las familias no tener guardería “nos ha hecho tener que pedir ayuda a familiares o a pedir créditos para poder pagar escuelas que cuestan cuatro o cinco veces más que la plaza que nos dio el ayuntamiento”, lamentan las familias afectadas.

Asimismo, la conciliación familiar se ve amenazada por este retraso. No poder dejar a sus hijos en la guardería está provocando que muchos padres y madres se vean abocados a “renunciar a trabajos” imposibilitando así que tengan ingresos en sus hogares.

Además, las familias han pedido una compensación económica “en forma de becas debido a que las familias hemos tenido que recurrir a escuelas privadas, cuidadoras, familiares”. Estas becas se han concedido a los hogares que tengan una renta per capita menor de 9.743 euros anuales y oscilan entre los 100 y los 350 euros.

Para las familias estas becas “son insuficientes porque no aplica a la totalidad de las familias y no cubre lo que se paga por una escuela privada o cuidadora (entre 450 y 550€). Además, “ni siquiera han llegado”, aseguran las familias.

¿Quién se ocupa de los menores? Las instituciones se excusan

“No aguantamos más. Queremos responsabilidades porque nadie está asumiendo ninguna. Tanto la Junta Municipal de Centro como el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social son incapaces de darnos una respuesta. ¿Qué tipo de servicio hacen a la ciudadanía?”, se han preguntado los padres y madres afectados en las redes sociales.

Las instituciones municipales se han excusado diciendo que se trata de un “proyecto complicadísimo” que se ha visto “paralizado durante meses por diversos motivos”.

Fuentes municipales han informado que se han convocado a los padres a una reunión este viernes “para mantenerles actualizados sobre la última información de la apertura de la escuela”.

Este encuentro servirá para que el Delegado del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte (Cs), “escuche a las familias y conozca sus inquietudes de manera directa”. Esperemos que surta efecto.

En las matriculaciones hechas en junio, las Administración aviso a los padres que la escuela en Embajadores se abriría en noviembre por los retrasos pero en ningún caso se aviso a las familias que abriría como pronto en febrero. Los niños no podrán ir a la escuela si no hay una Administración competente que proceda a la apertura de la misma. Una pena que estén desaparecidos.