Quantcast
viernes, 1 julio 2022 0:51
spot_img

Así es Carabanchel, el barrio de San Isidro en el que está la iglesia más antigua de Madrid

El barrio madrileño de Carabanchel es historia viva de la ciudad de Madrid. La tradición más castiza se de cita en este emblemático barrio obrero de la capital que encierra una historia muy singular.

El distrito engloba a los barrios de Opañel, Comillas, San Isidro, Vista Alegre, Puerta Bonita, Buenavista y Abrantes. En estos barrios viven casi 250.000 vecinos haciendo así que Carabanchel sea el barrio más poblado de la capital de España.

Carabanchel nace en la ermita más antigua de Madrid

La historia de este singular distrito comienza en el lugar que ocupa una antigua ermita erigida en época romana. Se trata de la ermita de Santa María la Antigua, el monumento arquitectónico más importante de nuestro distrito y el templo más antiguo de la Comunidad de Madrid.

El templo religioso de estilo románico-mudéjar conserva en muy buen estado su primitiva estructura medieval. Actualmente es la ermita-capilla del cementerio parroquial de Carabanchel Bajo y está adosada a su tapia.

A esta pequeña iglesia se une la figura de San Isidro Labrador, patrón de Madrid, por ser éste el sitio en el que, según la tradición, el santo venía a orar y a dar agua a sus bueyes, concretamente en el pozo que se encuentra dentro del templo religioso.

Recreo aristocrático en el siglo XIX

Durante el siglo XIX, Carabanchel se convirtió en el locus amouenus de los aristócratas madrileño. En el distrito empezaron a proliferar las quintas de recreo de los ciudadanos más ilustres.

Ejemplo de ello es la finca de Vista Alegre ubicada en la calle del General Ricardos. En su interior albergó varios palacios entre los que destacaba la residencia del marqués de Salamanca.

Vista Alegre fue el espacio elegido para el retiro veraniego de María Cristina de Borbón que después fue heredado por sus hijas Isabel II y la infanta Luisa Fernanda, hasta que el marqués compró la finca a la familia real.

Pasada su época de esplendor, la propiedad pasó a manos del Estado que la compró condicionada a que fuera destinada a fines benéficos. Ahora, esta finca pertenece al gobierno regional y presta servicios asistenciales y educativos.

El barrio de San Isidro Labrador

Pero si por algo es famoso Carabanchel es por la ermita de San Isidro, el patrón de Madrid. Está ermita está situada en los campos de Carabanchel, junto a un manantial en el que el santo hizo brotar agua milagrosamente.

Los primeros testimonios de su existencia datan de 1499, aunque es en 1528 cuando Isabel de Portugal, esposa de Carlos V, agradecida por la sanación del monarca y su hijo el futuro rey Felipe II tras ingerir sus aguas, ordena erigir un nuevo santuario junto a la fuente en honor a San Isidro Labrador.

Cada 15 de mayo, los habitantes de Madrid acuden a la ermita del santo a celebrar el día de su patrón y a beber su agua milagrosa a la que la tradición popular atribuye propiedades curativas.

Junto a la ermita se extiende la popularmente conocida como pradera de San Isidro donde los madrileños celebran las fiestas patronales. Cada 15 de mayo, fiesta local en Madrid ciudad, las verbenas más populares y castizas se dan cita en este singular espacio.