Quantcast
viernes, 1 julio 2022 1:25
spot_img

La Comunidad de Madrid prepara un nuevo plan para las residencias

La Comunidad de Madrid ultima los detalles finales de un nuevo acuerdo que fijará las condiciones de atención que deben recibir los usuarios de las residencias financiadas total o parcialmente por el gobierno regional.

Comunidad, patronal y sindicatos del sector son los encargados de darle forma a este acuerdo que sumará 58 millones de euros anuales extras a la partida destinada a subvencionar los centros geriátricos madrileños.

Fuerte encarecimiento de las plazas de residentes

El consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Javier Luego (Cs), ha explicado los detalles de este nuevo plan. Según el consejero, este “va a suponer una mejora sustancial en la calidad de los servicios que reciben nuestro mayores”.

Los criterios previamente fijados son aquellos que establecen las características de los contratos que mantienen las plazas públicas de las residencias de mayores.

Estas plazas experimentarán una fuerte subida de precio pues pasarán de los 54,51€ diarios a los 74,88€ al día. Esto supone un incremento del 37,4%. Presuponemos que la merma de usuarios de estos centros debido a la consecuencias de la pandemia, ha influido en este encarecimiento.

Debido a esta situación, el ratio de personal de atención directa también se incrementa. Estos incluyen médicos, enfermeros, gerocultores, fisioterapeutas, trabajadores sociales o psicólogos.

La necesidad de aumentar los recursos materiales y humanos

En el nuevo acuerdo en el que se está trabajando, por primera vez, los criterios de calidad en la atención van a ser más importantes que la oferta económica a la hora de adjudicar un contrato a un centro.

Se valorará mucho más detalles como el desarrollo de talleres de terapia recreativa, la contratación de fisioterapeutas o animadores socioculturales o la disponibilidad de un mayor número de habitaciones individuales.

El nuevo texto también endurecerá de manera notable las sanciones ante posibles incumplimientos. De esta manera, se asegurará un buen servicio a los usuarios.

Los problemas de limpieza en habitaciones o ropa serán considerados como faltas graves e irán a la contra a la hora de renovar contratos con las residencias.

La importancia de una buena nutrición para nuestros mayores

Otra de las cosas importantes en este nuevo acuerdo son las novedades para la mejora de la nutrición de los residentes. Nuestros mayores deberán disfrutar de menús variados, en los que abunden los productos frescos y de temporada.

Se fomentarán los buenos hábitos nutricionales que aseguren una dieta equilibrada. Para ello, los centros estarán obligados a crear una ‘Comisión de menús’ que garantizará la participación de los residentes en el diseño de los menús.

El nuevo proyecto para las residencias de Madrid señala además que los centros contratados solo podrán subcontratar con terceros la realización de prestaciones accesorio al contrato. Estas son los servicios de limpieza, cocina o lavandería…

La excepción en este caso es clara: en ningún caso se podrá subcontratar personal de atención directa salvo los profesionales de enfermería que atienden a nuestros mayores.