Quantcast
domingo, 7 marzo 2021 1:33

Agencias de viajes: víctimas mortales del coronavirus

El maldito virus se ha cobrado la vida de más de 12.000 madrileños pero además está matando a las agencias de viajes. El sector turístico está agonizando. Sin viajeros, sin turismo, sin ingresos y con impuestos están abocados a una muerte inevitable.

Según datos proporcionados por Yucatur, en España hay más de 12.000 agencias de viajes que dan trabajo a 68.000 personas. Fuentes del sector nos expresan su malestar ya que consideran que son un sector “maltratado, hundido y abandonado”.

La situación dramática de las agencias de viajes está provocando que estos negocios desaparezcan ante la imposibilidad de ejercer su actividad económica. Macrooperadores como Politurs, Pulmantur y Volotea han quebrado y en el caso de las agencias de viajes están destinadas al mismo futuro si la situación continúa así.

A fecha de hoy, han muerto el 50% de la agencias de viajes y de este porcentaje se reactivará el 20 o 25%. Pero la situación se volverá escabrosa si no se recupera la actividad antes del verano, en ese caso cerrarán más del 70% de las empresas.

“Es mejor matarnos de golpe que mantenernos con este sufrimiento” lamenta Elena de Zafiro Tours. Elena tiene su agencia de viajes en Alcalá de Henares y es altavoz de muchos compañeros: “Estamos desesperados, tristes, asustados y vendidos a la suerte”, una suerte que no llega, como el final de la pandemia.

Una actividad económica totalmente paralizada

El turismo ha sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia que ha acarreado múltiples restricciones de movilidad. Como hemos podido comprobar, las agencias de viajes han sido los negocios que más han sufrido estas medidas.

La actividad económica de las agencias de viajes se ha visto totalmente paralizada. Estos negocios se encargan de comerciar con el turismo emisor, algo imposible si España está cerrada al turismo. Existen muy pocos destinos abiertos y estos podrían cerrar en cualquier momento.

Además, los turistas españoles no se atreven a reservar viajes turísticos. Elena, de Zafiro Tours, nos explica que durante el verano solo pudo vender dos viajes a dos amigas que por simpatía con la propietaria se atrevieron a reservar a través de su agencia de viajes.

Pagando impuestos y gastos sin ingresos

Pero por si la paralización de la actividad no fuera poco, las agencias de viajes están obligadas a pagar tasas e impuestos para mantener sus licencias. Ante está situación dramática, muchas agencias de viajes tendrán que decir adiós a sus licencias…

La licencia sirve para estar dado de alta como agencia de viaje y poder operar. Esta licencia contiene seguros de caución y avales que tienen que ser pagados a pesar de no generar ingresos. ¿Cómo se puede seguir pagando una licencia para operar cuando no se puede operar?

Además de la licencia, muchos empresarios tienen tasas de autónomos imposibles de pagar sin ingresos. Otras agencias de viajes son franquicias y deber atender a los pagos de la royalty. También existen otros gastos de alquiler, luz, agua etc. muy difíciles de afrontar si no hay ingresos.

Abandonados por las instituciones piden ayudas a la Comunidad

La agencias de viajes han sufrido un total abandono por parte de Pedro Sánchez. Fuentes del sector nos confirman que cuando Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, informa de ayudas y subvenciones ninguna llega a las agencias de viajes.

El Gobierno central si que ha concedido créditos ICO para que las agencias pudieran salir del paso. Lo malo es que estos créditos tienen que ser devueltos provocando un endeudamiento a largo plazo de estos negocios. “No es una ayuda, es una carga”, dice Laura propietaria de una agencia de viajes en Madrid.

La última esperanza eran las ayudas de la Comunidad de Madrid pero han sido denegadas a pesar de solicitarlas el mismo día que salieron. “No hay fondos, podéis reclamar legalmente”, dijeron desde el Ejecutivo regional.

Fuentes del sector nos informan que tanto el ‘Plan Impulsa’ como el ‘Plan Continua’ no han aportado un solo euro a las agencias de viajes de la Comunidad de Madrid. Estos planes han servido para ayudar a sectores como el comercio y la hostelería que pueden ejercer su actividad aunque sea de forma reducida.

Desde el sector reclaman ayudas directas y exclusivas. Las agencias de viajes han tenido que desvender y entregar su trabajo del 2019 ya que durante ese año vendieron los viajes para el 2020, año también dramático para estos negocios. En definitiva, la agencias de viajes son el único sector que han perdido los ingresos de 2019, 2020 y 2021. Increíble, pero cierto.