Quantcast
lunes, 8 marzo 2021 5:01

Llega a Madrid una borrasca de viento y lluvia que podría provocar graves inundaciones

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) alerta de nuevo. A partir del miércoles se esperan lluvias torrenciales y generalizadas en toda la Comunidad de Madrid. Sin aún habernos recuperado del paso de Filomena, una intensa borrasca de viento y lluvia asolará la capital.

Según las previsiones meteorológicas de la AEMET, desde el miércoles hasta el viernes por la tarde va a llover ininterrumpidamente. El miércoles las lluvias alcanzarán los 2.6 milímetros de agua, mientras que el martes se llegarán a los 1.9 milímetros y el jueves caerán 1.9 milímetros en la capital.

Ante estas previsiones de climatología adversa, la propia Comunidad de Madrid mantendrá el nivel 2 de alerta dentro del plan de Protección Civil ante inclemencias invernales. Parece ser que el 2021 viene fuerte, si bien, de temporal hablamos.

No obstante el temporal de lluvias no es del todo malo y es que va a favorecer al deshielo de la nieve acumulada en las vías madrileñas. El aumento de las temperaturas, el viento y la lluvia son 3 factores ideales para derretir la nieve. 

Lluvias con riesgo de inundaciones y desprendimientos

Las intensas lluvias que provocarán el ansiado deshielo también traerán consigo diversos riesgos. La lluvia y el viento incrementará el riesgo de inundaciones y de desprendimientos en la ciudad de Madrid.

El predominio anticiclónico con tiempo seco y bajas temperaturas, a la influencia de borrascas atlánticas con lluvias y vientos del oeste provocarán el riesgo de inundaciones. El agua puede arrastrar residuos hacia bocas de alcantarillado y desagües y podría provocar “inundaciones en la M-30, el Metro, bajos de edificios, garajes, instalaciones deportivas y túneles“. En los próximos días también podrá haber complicaciones en los cauces de los ríos debido al rápido deshielo.

Fuentes de la Delegación de Mantenimiento ha explicado que la nueva prioridad de los operarios municipales es evacuar el agua del deshielo provocado por el aumento de las temperaturas y la lluvia, para evitar posibles inundaciones que complicarían todavía más “la precaria normalidad” que se estaba consiguiendo en los últimos días.

El temporal de lluvias y fuertes vientos también incrementará el riesgo de desprendimientos. La nieve acumuladas en cornisas y los árboles dañados podrían desprenderse provocando accidentes. El 112 recomienda extremar la precaución por el posible desprendimiento de cornisas de nieve y ramas de árboles.

Las delegaciones de Limpieza y Parques y Jardines han coordinado un dispositivo para liberar de hielo y nieve las aceras y carreteras que todavía siguen afectadas tras el paso de la histórica nevada, con el objetivo de garantizar la seguridad del tráfico rodado y el tránsito de peatones en la mayor parte de las vías.

Limpieza urgente de alcantarillas, imbornales y basuras

Tras el desastre de Filomena, muchos políticos de la oposición están pidiendo previsión y planificación a los Gobiernos municipales ante la llegada de las lluvias generalizadas el próximo miércoles.

El portavoz socialista de Medio Ambiente y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid, Ignacio Benito, ha instado al Gobierno de Almeida a que aceleren los trabajos de limpieza y retirada de basuras ante la amenaza de lluvias. El concejal socialista ha pedido que se ponga en marcha una operación de limpieza especial de las aceras y calzadas que estén cerca de desagües y absorbederos de la red de saneamiento para evitar que se atasquen.

A parte de los grupos municipales de la ciudad de Madrid, son muchos los ediles de los municipios los que piden prevención antes las previsiones meteorológicas. El alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala (PSOE), ha solicitado al Canal de Isabel II que proceda “en las próximas horas” a limpiar en profundidad los imbornales y los colectores de la ciudad, petición “de competencia municipal” según el Canal de Isabel II. Otros ayuntamientos como el de San Sebastián de los Reyes ha comenzado a revisar su red de alcantarillado ante la previsión adversa.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha trazado un “mapa de riesgo” en el que se han señalado 404 “puntos críticos” donde un equipo de 320 operarios y 20 máquinas se dedican en exclusiva a liberar los imbornales para que no colapse la ciudad ante las posibles inundaciones.

Esperemos que, al contrario de lo que ocurrió con la intensa borrasca Filomena, la región no quede sumida en el caos, sepultada por las condicione meteorológica e inundada bajo la lluvia.