Quantcast
sábado, 16 enero 2021 9:54

Los parques de Madrid permanecerán cerrados indefinidamente para proteger la integridad física

La insólita oleada de nevadas y heladas ha provocado el cierre indefinido de todos los parques de Madrid. Los parques y zonas verdes municipales de la capital han sido clausurados con el fin de proteger la integridad de las personas. También se han cerrado las instalaciones recreativas infantiles y deportivas existentes en los parques, jardines y zonas verdes de la ciudad de Madrid. 

Así lo ha decretado Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad del ayuntamiento de Madrid. En este decreto se suspende hasta nuevo aviso la apertura al público de los parques a consecuencia de los efectos del temporal.

En parques como El Retiro yacen carteles en el que se informa a los ciudadanos que el parque está cerrado debido a que el reciento se encuentra en “fase de vuelta a la normalidad tras alerta roja”. Además, se da a conocer a la población que se están llevando a cabo labores de inspección y evaluación de los daños sufridos en el arbolado como consecuencia de los fenómenos meteorológicos recientes.

Un peligro para la integridad física

La nieve ha provocado que los parques madrileños encierren un grave peligro para la seguridad pública. Junto con las afecciones visibles, se constatan riesgos latentes en el arbolado como la acumulación de agua en oquedades en las plantas que bajo condiciones de heladas provocarán el efecto cuña con los consiguientes desgarros.

Además existen una gran cantidad de ramas rotas retenidas en la trama de las copas que podrían volcar al quedar expuestas a la acción del viento y la humedad del suelo próxima a la saturación.

Las instituciones municipales insisten en recomendar a las ciudadanía no transitar por zonas arboladas para evitar riesgos.

Catástrofe en el arbolado

El arbolado se encuentra en condiciones catastróficas. Según los datos proporcionados por el ayuntamiento, Madrid es la cuarta ciudad del mundo con mas arbolado, en total 2 millones de árboles que han sufrido severamente los efectos del intenso temporal.

La nevada ha supuesto que árboles no hayan crecido habitualmente. Muchos de ellos se han caído debido a las extraordinarias cargas de nieve acumuladas en las ramas. Los daños en el arbolado de la ciudad de Madrid son de extrema gravedad.

Las primeras estimaciones determinadas de la Dirección General de Gestión del Agua y Zonas Verdes cifran en 150.000 los árboles situados en la red viaria y en las zonas verdes de distrito que podrían presentar daños de distinta tipología, es decir, un 18 % del total.

Las inspecciones llevadas a cabo en los parques históricos como la Casa de Campo o El Retiro arrojan un grado de afección que oscila entre el 60 % y el 70 % del arbolado y en los parques singulares, entre el 10 % y el 15 %.