Quantcast
martes, 5 julio 2022 0:00
spot_img
spot_img

El Madrid ‘surrealista’ de la gran nevada

Esta nevada ha llegado para ser recordada durante muchos años por los madrileños. Las previsiones avisaban de que la nieve iba a caer sobre la capital, pero Filomena sobrepasó todas las expectativas. Desde los años 60 no se conocía un acontecimiento climatológico de tal dimensión.

Aunque, como se suele decir, no ‘es oro todo lo que reluce’, lo cierto es que esta extraordinaria nevada ha dejado imágenes totalmente insólitas. El ingenio de los madrileños hizo que estos días pudiéramos asistir a escenas totalmente surrealistas que en ningún momento se nos llegó a pasar por la cabeza que fueran posible.

Con ayuda de las redes sociales, vamos a repasar los momentos más caóticos e inverosímiles que nos ha regalado Filomena a su paso por Madrid. Todos estos seguro que formarán parte de las batallitas de vejez de todos aquellos madrileños que se vieron sorprendidos por la nieve.

Trineos por el barrio de Hortaleza

Una de las primeras imágenes que nos llegaron a sorprender fue ver un trineo tirado por perros por el barrio de Hortaleza. Esta peculiar estampa sorprendió a los vecinos que no dudaron ni un segundo en inmortalizar esta escena más propia de Alaska que de Madrid.

Un trineo tirado por perros recorre las calles nevadas del barrio de Hortaleza (Madrid) |

El protagonista de esta historia es Javier Talanco, un vecino del barrio de Hortaleza que participa en las carreras de trineos de perros y no quiso perder la oportunidad de hacerlo por las calles de su distrito.

Elsa de Frozen, una castiza más

Nevó tanto en Madrid que parecía el decorado de una película invernal. Los madrileños, tirando de ingenio, decidieron disfrazarse para sumarle aún más surrealismo a lo que se estaba viviendo en sus calles.

Por Madrid pudimos encontrarnos con Elsa de Frozen, en varias versiones, cantando por las calles. También nos encontramos con Blancanieves buscando a sus siete enanitos.

@PijiJow y la cantante Gisela se animaron a disfrazarse de la princesa Elsa de la película de animación de Frozen.
In


Fue tan histórico lo acontecido durante estos días en Madrid que hasta personajes de otras épocas no quisieron perder la oportunidad de jugar con la nieve de Filomena. Manuel de Moya Martínez compartía estas curiosas imágenes en sus redes en las que podemos ver a señoras victorianas y generales del ejército ruso paseando por Madrid.

Fuente: tw @Manuel_dM_M

Animales ‘raros’ salieron a las calles de Madrid

No solo la realeza de la animación, ni gente atravesando portales históricos sorprendieron a los madrileños el día de la nevada. También una serie de animales extraños recorrieron la ciudad como nunca antes nadie había visto.

Paseando por el mismo centro de la capital había una pareja de dinosaurios recordando la lejana época glacial. También pudimos ver osos polares, leones y hasta un Pikachu disfrutando de la nevada.

Todo esto demuestra la gran imaginación de los madrileños. Vale la pena esta valentía si los que así lo deciden consiguen arrancarle una sonrisa al menos a una persona después de los meses tan duros que ha atravesado la ciudad de Madrid.

Una nueva estación de esquí para la Comunidad de Madrid

Si el fin de semana anterior se colapsaron los accesos a la Sierra de Madrid, casi como si fuera un milagro parece que la nieve quiso hacer presencia en la ciudad para que los madrileños no salieran de la capital.

La Puerta del Sol convertida en toda una estación de esquí.

Muchos de los aficionados a los deportes de invierno no dudaron en aprovechar la nevada para practicar en un entorno totalmente inmejorable: las calles más históricas de Madrid.

Desde muy temprana hora pudimos ver a numerosos esquiadores paseando por la misma Puerta del Sol como si fuera una pista más de Navacerrada. También muchos aprovecharon las laderas de los parques para sacar la tabla de snowboard y deslizarse sobre la nieve.

Una chica practica snowboard sobre las laderas de los Jardines de Las Vistillas. Fuente: María Prados

La batalla de bolas de nieve de Callao

En las inmediaciones de la plaza de Callao, lo que comenzó siendo un inocente juego acabó con la intervención de la Policía Local.

Un grupo de jóvenes jugaban con la nieve en la céntrica plaza de la capital. El pique entre ambos ‘bandos’ de la batalla hizo que la cosa se fuera poniendo cada vez más seria. Las bolas de nieve, que se iban convirtiendo en hielo, eran peligrosos proyectiles capaces de generar auténticas heridas.

Batalla de bolas de nieve que acabó con la intervención policial en la plaza de Callao | Twitter: @_aL__

Varios de estos jóvenes cogieron las vallas de una obra cercana y se las empezaron a lanzar entre ellos. En cuanto la policía tuvo conocimiento del suceso acudió a Callao para despejar la zona y dar fin a esta auténtica batalla campal.

No hay que olvidar que seguimos inmersos en una situación crítica en lo referente a las cifras de contagio por Covid-19. Igualmente, los servicios de emergencia se encontraban totalmente colapsaos por culpa del temporal. Este tipo de actitudes fueron una auténtica irresponsabilidad, además de una falta de empatía terrible.

Las calles de Madrid eran una fiesta

Filomena hizo que los madrileños se olvidaran por un tiempo de los terribles meses de pandemia. La gran mayoría pudo disfrutar de la nieve en las calles de manera totalmente responsable y manteniendo toda las medidas de seguridad pertinentes contra los contagios. Sin embargo, las imágenes de la gente bailando en la Puerta del Sol llamaron mucho la atención.

No obstante, solo había que andar unos metros dirección a la Plaza Mayor para comprobar que allí también se bailaba, pero con la distancia necesaria para evitar un mal mayor. Se nota que Madrid echa mucho de menos a sus castizas verbenas.

Debido a que los coches no podía circular, las calles se convirtieron en amplios corredores peatonales donde la gente paseaba disfrutando de esta escena invernal. El Puente de Segovia se convertía en una larga avenida que llegaba hasta la La Latina. Los vecinos paseaban y disfrutaban de este inusual Madrid sin coches que no se conocía desde aquellas semanas de desconfinamiento.

Calle Segovia, Madrid. Fuente: María Prados

Imaginación al poder para los muñecos de nieve madrileños

Las situaciones extraordinarias sacan lo mejor y lo peor de la sociedad. En esta ocasión, pudimos comprobar que Madrid está lleno de artistas que no dudaron en plasmar toda su imaginación en la nieve.

Miles de muñecos de nieve poblaron las calles de la ciudad como si fuera ciudadanos más. A los típicos de siempre, se unieron curiosas creaciones como la de estos iglús en medio de Ciudad Universitaria.

Iglús en Ciudad Universitaria (Madrid) | Tw: @ALucasMarín

Tampoco faltaron las famosas Meninas de  Antonio Azzato que durante tantos meses nos han acompañado. Por supuesto, no quisieron quedarse sin su foto en la nieve.

Menina posando con la Catedral de la Almudena al fondo | Fuente: twitter @JLBalminM

Testigos impasibles de la historia de Madrid

Los protagonistas de la historia de Madrid no faltaron a esta gran cita. Las estatuas de la capital, fieles testigos de todo lo que pasa a sus pies, amanecieron totalmente cubiertas de nieve gracias a la fuerza de Filomena.

Estatua de Daoiz y Velarde en la Plaza del Dos de Mayo / Estatua de Velázquez en el Museo del Prado | Fotos de @Benilto_Navaret

Los leones del Congreso se encontraban totalmente privados de visión con la monumental capa de nieve que cubría sus ojos. Lo mismo pasaba con las estatuas ecuestres que portan sobre sus lomos a los grandes reyes de España, los cuales quizás nunca fueron testigos de semejante acontecimiento.

Uno de los leones de Congreso recubiertos de nieve | Estatua de Felipe III de la Plaza Mayor de Madrid | Fuente: twitter.

Gracias Filomena por devolver con tu nieve la alegría a Madrid

Los daños del temporal son numerosos y no es conveniente romantizar en ningún momento una catástrofe natural como la que ha caído sobre la capital. Sin embargo, al menos por unas horas, en Madrid volvió a reinar la alegría.

A pesar de ciertas imágenes y de las advertencias de las autoridades, la mayoría de los madrileños salieron a disfrutar de la nieve siendo conscientes de la situación de riesgo que esta conllevaba. La pandemia sigue al acecho, por ello junto a los guantes y las botas de nieve, no se olvidó en casa la mascarilla.

Así amanecía Madrid Río la mañana del 9 de diciembre | Foto: María Prados

El pueblo de Madrid arrimó el hombro contra el temporal. Igual que supieron jugar con la nieve, tampoco se dudó un momento en sacar las palas para retirar nieve, poner a disposición de la gente sus vehículos 4×4, repartir mantas y comida o empujar aquellas ambulancias que lo necesitaban.

De nuevo se dio una lección de que, unidos, no hay temporal que pueda con Madrid. Este día será difícil de olvidar para muchos de los que tuvimos la oportunidad de vivirlo en capital.

Después de un año tan duro, por unas horas, todos volvimos a ser niños gracias a Filomena. Tendremos mucho que contarle a los que venga detrás de nosotros de aquellos ‘locos años 20’ en Madrid.

spot_img
spot_img