Quantcast
miércoles, 6 julio 2022 11:18
spot_img
spot_img

Madrid sepultada bajo la nieve se congela

La histórica nevada ha dejado a la capital sepultada bajo la nieve. Tras los copos, que no dejaron de caer durante 17 horas, Madrid se enfrenta a una ola de frio insólita con temperaturas bajo cero durante toda la semana llegando incluso a los -9 grados en el día de hoy. Habrá heladas generalizadas por toda la región especialmente en la Sierra, donde la sensación térmica alcanzará los -15 grados.

Filomena ha traído consigo el temporal más intenso de los últimos 50 años. Este temporal ha paralizado los transportes, ha aplazado la actividad educativa presencial, ha obligado al teletrabajo y ha clausurado todas las actividades culturales de la cuidad. Madrid ha quedado paralizada, incomunicada y aislada debido a la magnitud de la nevada.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la región madrileña, ha incidido en que continúa activo el Plan de Inclemencias Invernales de la Comunidad ya que los avisos naranjas por nieve se han transformado en avisos por temperaturas extremas para los próximos días. Se trata de una situación que la regidora ha calificado de “insólita e inédita”.

Las víctimas de Filomena

El intenso temporal lamentablemente se ha cobrado la vida de dos personas: un hombre de 54 años que murió por un despredimiento de nieve en Zarzalejos y un anciano de 73 años que sufrió una parada cardiorespiratoria en el barrio de Carabanchel.

Miles de personas se han quedado atrapadas en sus vehículos ante la imposibilidad de circular por las carreteras madrileñas. El Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha informado que la Comunidad de Madrid ha rescatado a 1.500 personas de sus coches.

Además de los atrapados en las carreteras, muchas personas se han quedado aisladas en sus centros de trabajo o centros comerciales al quedar suspendidas las comunicaciones debido a la intensa nevada. Para todas las personas que han quedado atrapadas debido a Filomena, las instituciones municipales les ha ofrecido alojamiento de emergencia en hoteles, polideportivos y demás edificios municipales. A día de hoy, fuentes de los hoteles NH de Madrid nos confirman que hay 12 habitaciones ocupadas por bomberos de Madrid y la mitad de las 20 con personas atrapadas en coches.

Las personas sin hogar también han sufrido gravemente las consecuencias del temporal. Muchas de ellas se han refugiado en los andenes de metro y hogares sociales que ofrece atención 24 horas. Según fuentes del Ayuntamiento de Madrid aún hay plazas disponibles en la Campaña del Frío, que se ha ampliado hasta 665 plazas, su máximo histórico.

Tras atender a las víctimas y personas en riesgo debido a la histórica nevada, la capital de España se haya inmersa en una segunda fase cuyo objetivo es recuperar la normalidad, algo que va a requerir de un “enorme esfuerzo” según la presidenta regional. Según las estimaciones de los expertos, la nieve seguirá en las calles de Madrid al menos una semana más.

El mayor despliegue de emergencias de la historia

La ciudad de Madrid ha efectuado el mayor despliegue realizado nunca en España para mitigar los efectos de la gran nevada como consecuencia del temporal Filomena. La Policía, bomberos, SUMMA, SAMUR, Protección Civil y demás operarios han trabajado sin descanso para paliar los efectos de la gran nevada. El temporal ha sido de tal magnitud que ha necesitado la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Se han realizado más de 3.000 intervenciones, de ellas 1.777 han sido del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad. El Canal de Isabel II ha registrado 1.046 incidencias, sobre todo relacionadas con la congelación de contadores o con averías. También se han atendido 8.900 llamadas desde el Summa 112, que han generado 534 actuaciones de ambulancias. Fuentes municipales nos confirman que desde ayer a las 22 horas hasta hoy a las 10, el Samur ha realizado 103 intervenciones, de ellas 50 son por caídas y que el cuerpo de Bomberos ha solventado 59 intervenciones.

nieve

La presidenta de la Comunidad ha dado las gracias a todos los empleados de la Comunidad que han trabajado durante el temporal: los del Canal de Isabel II, el Cuerpos de Bomberos, los voluntarios de Protección Civil, a los agentes forestales, al Summa 112, a la Guardia Civil, a la Policía Nacional, a las Policías Locales, a los operarios de quitanieves o la UME. “Se han volcado para proteger a los madrileños en una situación tan compleja”, ha dicho.

¿Madrid declarada zona catastrófica?

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha pedido al Gobierno que valore declarar a la ciudad de Madrid como zona catastrófica ante las consecuencias del intenso temporal.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha insistido que antes de plantearse una declaración de este tipo “lo primero que se tienen que evaluar son los daños”. “Cuando podamos hacer una evaluación de los daños será el momento para evaluar algo de este tipo, cuando se conozcan los impactos y los daños”, ha precisado.

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que “no hay daños importantes ni a bienes públicos ni privados” como para declarar la ciudad de Madrid zona catastrófica por el temporal de nieve, tal y como está estudiando solicitar el Ayuntamiento. El ministro ha recordado que no existe como tal la “declaración de zona catastrófica en España”, sino el de “declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil”, que viene recogida en la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil.

En este sentido, precisa que se trata de una situación de emergencia consecuencia de otro tipo de emergencia de protección civil, también ocasionada por una cuestión meteorológica, en este caso, la nieve, “pero donde se debe garantizar la prestación del conjunto de los servicios públicos por parte de todas las instituciones que conforman el sistema nacional de Protección Civil”.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad ha asegurado que ha estado “pendiente en todo momento de las emergencias” y asegurándose de que “los servicios de emergencias estaban donde se les necesitaba”. “Vamos a esta aquí al pie del cañón todos estos días”, ha subrayado.

spot_img
spot_img