Quantcast
jueves, 30 junio 2022 5:45
spot_img

Noche de complicaciones, en Boadilla del Monte

Desde que el viernes a media tarde, se suspendiera el servicio de autobuses en el municipio de Boadilla del Monte y la alerta máxima fuera declarada por su alcalde, se han limitado las incidencias graves en el municipio, pero ha sido una noche de complicaciones.

Ramas rotas por el peso de la nieve, calles bloqueadas, comercios que no abren para garantizar la seguridad de sus clientes y vecinos, Boadilla del Monte se enfrenta a un fin de semana complicado, de confinamiento obligatorio, como ya comentan las redes sociales.

El Ayuntamiento recuerda la importancia de tener en casa alimentos y medicamentos de reserva, y evitar salir a la calle salvo casos de extrema necesidad, y siempre con ropa y calzado adecuado y llevando un teléfono móvil.

Es muy importante que los vecinos aprovechen las horas centrales del día para intentar mantener limpios los accesos a garajes, revisar que las llaves de agua están protegidas contra los hielos, y economizar las fuentes energéticas, para evitar apagones como los sufridos la noche del viernes en Viñas Viejas y otras zonas de Boadilla. También se han reportado problemas con el gas en algunas zonas del municipio.

Vecinos y trabajadores del municipio no han podido llegar a sus casas, a causa de los atascos y otros se han quedado a dormir en las instalaciones ofrecidas por el ayuntamiento de Boadilla, donde han acudido más de 30 personas.

A las 21:00h del viernes, por la situación meteorología adversa y los problemas técnicos derivados por la misma, quedó suspendido el servicio de Metro Ligero en las líneas ML3 (Puerta de Boadilla- Colonia Jardín) y ML2 (Aravaca- Colonia Jardín), obligando a muchos vecinos a elegir entre volver al inicio de su recorrido o continuar andando hasta sus domicilios, lo que ha provocado situaciones muy angustiosas para muchas familias.

Desde las instituciones y servicios de emergencia recuerdan la importancia de seguir las normas marcadas, para evitar que las molestias propias de esta nevada, se conviertan en incidencias graves.