Quantcast
viernes, 1 julio 2022 21:07
spot_img
spot_img

Comunidad y ayuntamientos se coordinan para garantizar los servicios de atención social

La Comunidad de Madrid se está coordinando con los ayuntamientos de toda la región para intentar garantizar que se prestan los servicios de atención social presupuestados.

A través de un comunicado difundido este lunes, el consejero de Políticas sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Javier Luengo ha expuesto que las iniciativas de atención social primaria a personas y colectivos vulnerables funcionan gracias a la coordinación entre Gobierno autonómico y ayuntamientos.

Colaboración esencial

Tal y como ha detallado el Ejecutivo regional, en 2021 la Comunidad de Madrid destinará 35 millones de euros para este tipo de fines sociales. Además, explican desde la Consejería de Políticas sociales, este presupuesto permitirá prorrogar más de 50 convenios entre Comunidad y ayuntamientos, lo que elevará la cifra a casi 50 millones de euros.

Dicha colaboración, ha subrayado Luengo, está orientada a “coordinar las actuaciones en materia de Renta Mínima de Inserción, promocionar proyectos para la lucha contra la pobreza infantil o facilitar el acceso de las personas más vulnerables a prestaciones y servicios con los que puedan mejorar su calidad de vida”.

Trabajo de voluntarios

La Comunidad de Madrid también se ha propuesto promover la acción del voluntariado en ambos ámbitos, en el autonómico y en el local, fomentando que las organizaciones sociales participen en las políticas de atención e inclusión.

Tal y como explican desde el Ejecutivo regional, estos convenios entre Comunidad y ayuntamientos permiten cubrir los gastos del personal necesario para gestionar los programas, proyectos y prestaciones de las políticas conjuntas, allí donde se apliquen.

Inyección de dinero por la Covid

La Administración autonómica también ha destacado que los ayuntamientos de la región han recibido más de 20 millones de euros del Gobierno central para afrontar la extraordinaria situación a la que ha dado lugar la pandemia, y que las iniciativas sociales pudiesen seguir realizándose.

Dichos fondos estatales han ido destinados, fundamentalmente, para adquirir material de protección individual contra el virus, personal de refuerzo en los centros, servicios de cáterin en residencias de mayores, o servicios de atención a las personas y colectivos más vulnerables. En concreto, se han facilitado recursos tales como alojamiento para personas sin hogar, unidades de respuesta social de emergencia e iniciativas de inserción social.

spot_img
spot_img