Más de 500 cocineros voluntarios cocinarán 20.000 menús solidarios esta Navidad

El Ayuntamiento de Madrid se ha propuesto ayudar a las familias que más lo necesitan estas Navidades. Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, ha anunciado que durante los días 23 y 24 de diciembre se van a repartir 20.000 menús a las familias más vulnerables.

Más de 500 cocineros voluntarios encenderán los fogones para elaborar exquisitos platos. Los menús navideños irán destinados a 45 comedores sociales repartidos por toda la geografía de la Comunidad de Madrid. Villacís ha recordado que los comedores madrileños “han distribuido más de 5,9 millones de comidas desde el inicio de año”.

Begoña Villacís ha recalcado que estos menús navideños para las familias más necesitadas se han conseguido “a base de mucho trabajo, de contar con todo el mundo, ser conscientes de la magnitud del reto y porque el Ayuntamiento ha estado abierto a recibir todas las ideas.

Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, ha remarcado la importancia de estos menús en este año tan difícil:

Creo que hay mucha gente que en esa caja va a encontrar algo más que platos de comida, va a encontrar el hecho de que un montón de gente se haya puesto a pensar en ellos y esto es lo más bonito que nos ha dejado 2020 entre tantas cosas para olvidar”.

Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid

La solidaridad en un plato

Esta iniciativa solidaria se enmarca dentro del proyecto Comedores con alma de la Fundación la Caixa y Caixabank. Estas empresas, juntos con el Ayuntamiento de Madrid, financian los comedores sociales de la capital que alimentan, cada día, a miles de personas.

Los menús navideños ha sido una iniciativa altruista promovida por el Ayuntamiento de Madrid a través del Foro de Empresas en colaboración con la ONG Cesal, el restaurante El Mirador de Cuatro Vientos, la Fundación Paz y Peces y la Fundación La Caixa.

Villacís ha recordado que la “colaboración con Cuatro Vientos, con Cesal o con Caixabank ha sido fundamental para que muchas familias hayan podido salir adelante”.

La Comunidad de Madrid posee varios comedores sociales en los que se prestan servicios básicos de alimentación a personas en situación de vulnerabilidad. Además, estos lugares se convierten en lugar de encuentro y socialización.