Quantcast

Majadahonda víctima de una oleada de robos en bares y comercios

Para acceder a algunos de los locales que han sufrido la oleada de robos, han usado rejillas de alcantarilla con las que han reventado el cristal

El municipio de Majadahonda se ha convertido en protagonista sin desearlo de la oleada de robos que está teniendo lugar durante el presente mes de diciembre. Un total de ocho robos ha hecho saltar la alarma a comerciantes y hosteleros majariegos.

Entre los locales afectados se encuentra el bar Rafaela a donde accedió un individuo encapuchado por la ventana del local. Según declaraciones del dueño, le sustrajeron 200 euros de la caja registradora. La cafetería panadería Sanúz ha sido otro de los comercios víctima de la oleada de robos. En este caso para acceder al local usaron la rejilla de una alcantarilla, estampándola contra una ventana.

Asimismo, una tienda de tatuajes ha sido otro de los lugares elegidos por los asaltantes. El modus operandi volvió a ser el mismo que el de la cafetería: rotura de cristal con una rejilla de alcantarilla. El propietario ha denunciado el robo de dinero y de un ordenador. Una tienda de juguetes y una peluquería también figuran entre los comercios que han sufrido esta oleada de robos.

Comerciantes y hosteleros, que ya han empezado a tomar medidas especiales de seguridad en sus establecimientos, han solicitado mayor presencia policial en las calles. Además, a través del Círculo de Empresarios Majadahonda se han puesto de acuerdo para colocar unos carteles en sus locales. En los mismos se avisa al ladrón de que se han llevado el dinero, por lo que si entran no podrán llevarse nada. Además, en el propio cartel, se hace constar que todos los robos serán denunciados y que se avisará de forma inmediata a la policía.