Quantcast
martes, 29 noviembre 2022 1:54

Paralizado el desahucio de una familia palestina en Collado Villalba

Alrededor de una treintena de personas se han dado cita en la calle Mariano Benlliure, en la zona de Cantos Altos, de Collado Villalba, con la intención de paralizar el deshaucio

Dadal, Fadel y sus dos hijos de nueve y siete años hoy podrán seguir contando con un techo bajo el que cobijarse. La Asamblea de Vivienda de Collado Villalba, junto con varios vecinos de la zona, ha logrado paralizar el desahucio de esta familia palestina, previsto para las 11.30 horas de esta mañana. Alrededor de una treintena de personas se han dado cita en la calle Mariano Benlliure, en la zona de Cantos Altos, de Collado Villalba, con la intención de paralizar lo que consideran “una injusticia”.

La familia, que hace cuatro años dejaba atrás un territorio ahora borrado de los mapas, en continuo conflicto desde principios del siglo XX, tiene el estatus de Protección Internacional por ser una familia refugiada, pero el juzgado de 1ª instancia número 2 de Collado Villalba sigue adelante con la orden de lanzamiento.

afrontar el pago del alquiler (580 euros al mes) en estos meses fue imposible para Dalal y Fadel

“Tras pasar por el centro de primera acogida para personas refugiadas y comenzar a construir su vida aquí, acaban instalándose en Collado Villalba, alquilando una casa en Villalba Pueblo. Fadel, cuyo sueldo mantiene a la familia, contaba con un contrato fijo en un restaurante de Torrelodones. Sin embargo, el negocio comienza a decaer y las nóminas se alternan con meses en los que no le pagan nada, hasta llegar un momento en el que no recibe su nómina durante tres meses seguidos. Debido a esto, afrontar el pago del alquiler (580 euros al mes) en estos meses fue imposible para Dalal y Fadel, por lo que el arrendador decide comenzar un proceso judicial para echarles del inmueble por impago. El propietario no ofrece alternativa, ni está dispuesto a negociar a pesar de que posee otros tres inmuebles en Villalba y su vivienda habitual se encuentra en Murcia”, explican desde la Asamblea de Vivienda de Collado Villalba.

Asimismo, el colectivo comenta que “han acudido a Servicios Sociales en busca de algún tipo de apoyo. Los Servicios Sociales no han aportado el informe de vulnerabilidad social requerido judicialmente por el abogado defensor de la familia y civilmente por Dalal y les ha sido negado en repetidas ocasiones. Tampoco han ayudado a tramitar ayudas tales como la renta mínima, el ingreso minimo vital y/o la prestación por hijo a cargo, que podrían ayudar a mejorar su situación en este procedimiento, a pesar de contar con Protección Internacional por ser una familia refugiada”.

También se ha instado al Juzgado a que la familia pueda acogerse al Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo por el que se suspenden los desahucios hasta el 31 de Enero de 2021.