Quantcast
domingo, 28 noviembre 2021 5:55

Madrid admite que la palabra confinamiento «genera zozobra»

La Comunidad de Madrid ha reconocido este jueves que escuchar la palabra confinamiento «genera zozobra» y ha tranquilizado con que si es necesario habrá «limitaciones de movilidad», recomendando a los ciudadanos de las zonas con mayor incidencia del virus que eviten durante quince días las relaciones sociales.

«Esta palabra genera diferentes significados y por eso alarma. Hay que lanzar un mensaje de tranquilidad a la población», ha subrayado el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, en una entrevista en Onda Cero.

López ha señalado que ayer uno de sus cargos, el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, habló de confinamientos selectivos, especificando que «el confinar a la gente en su casa no se puede hacer porque habría que acudir a un estado de excepción».

«Se trata de limitar, reducir la movilidad y limitar los contactos no necesarios para evitar un factor de riesgo que es la relación humana. Y sobre todo en las zonas donde la incidencia es elevada, pero siempre llamando a la tranquilidad«, ha reseñado.

En esta línea, ha resaltado que «Madrid está como todo el mundo en una situación extraordinaria, pero controlada». «A la hora de medir la pandemia es la presión hospitalaria y estamos de momento y queremos evitar que esto aumente, en una situación de cierta tranquilidad», ha dicho.

El consejero madrileño ha destacado que la diferencia respecto a los peores meses de la primera ola es que «hay un aumento no exponencial, sino controlado». «Estamos dando datos exactos y contabilizamos a todos los fallecidos. Madrid es la comunidad que más PCR hace en España y estamos en cuotas muy elevadas de detección», ha reseñado.

«Hay que lanzar un mensaje de tranquilidad. La palabra confinamiento, que ayer uso un cargo, genera zozobra. Si es necesario se limitará la movilidad», ha remarcado apostando por la autoresponsabilidad en las zonas de alto riesgo.

«Que se eviten las relaciones sociales no necesarias durante quince días. Con esto evitaremos llegar a ese punto alto de la ola», ha reseñado.

Así, ha incidido en que la población en general cumple con las normas pero hay «un número importante de personas que cumplen los aislamientos y las cuarentenas, al igual que pasa con los locales de negocio». Además, ha dicho que los más jóvenes acuden a los botellones, por lo que hay que trabajar también en esa línea.