Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 23:59

El Arzobispado de Madrid pide seguir pautas higiénicas en las iglesias

El Arzobispado de Madrid ha pedido seguir las pautas higiénicas y organizativas en las iglesias después del plan anunciado este viernes 4 de septiembre por la Comunidad de Madrid para hacer frente al coronavirus tras las vacaciones de verano, en el que se incluyen medidas como la reducción del aforo de los templos al 60%.

“Desde el Arzobispado de Madrid se pide a laicos, presbíteros y vida consagrada que sean cuidadosos y prudentes en este tiempo y que sigan las pautas higiénicas y organizativas en los templos”, subraya el arzobispado en un comunicado.

En este sentido, señala que “además de controlarse el aforo”, debe “garantizarse siempre la distancia de seguridad”. También recuerda que es obligatorio el uso de mascarilla, que las pilas de agua bendita continuarán vacías y que se ofrecerá gel desinfectante.

Además, el Arzobispado precisa que el gesto de paz ha sido sustituido por uno sin contacto; la comunión se recomienda en la mano; se evitan los coros, reduciendo la música a un solo cantor; no se distribuyen hojas parroquiales ni ningún otro objeto, y el cestillo de la colecta no se pasa durante el ofertorio, sino a la salida de misa.

Asimismo, recuerda las palabras del cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en su mensaje de verano, en el que invitaba a “vivir con una responsabilidad máxima al lado de los demás”.

La Comunidad de Madrid ha anunciado este viernes que ampliará la limitación de reuniones de 10 personas vigente en el ámbito público a los espacios privados y reducirá el aforo del 75 al 60 por ciento en actos religiosos.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha presentado este viernes en rueda de prensa, en la Real Casa de Correos, el plan del Gobierno regional para hacer frente al coronavirus tras las vacaciones de verano con el que se actualiza la orden aprobada tras el estado de alarma.

Estos medidas entrarán en vigor este lunes, con su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) y se revisarán cada 15 días, tal y como había avanzado la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, en una entrevista en radio a primera hora.