Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 22:48
spot_img

Restos de la guerra civil podrían detener la destrucción del monte cercano a Boadilla

Los vecinos de Boadilla del Monte ven como los límites del municipio se van quedando sin terreno rústico virgen y empiezan a convertirse en nuevas urbanizaciones.

El último caso es al este del municipio, junto a Pozuelo de Alarcón, donde el proyecto Montegancedo sigue su curso.

Pero vecinos del municipio y asociaciones como Ecologistas en Acción, están intentando detener su aprobación definitiva, y han presentado alegaciones solicitando la paralización de la tramitación que daría lugar a la ejecución del proyecto.

Empresas como Pryconsa están intentando llevar adelante la construcción de más de 1.000 viviendas y diferentes accesos a la ya congestionada M-40, en una zona de especial riqueza, donde encinas y sabinas son el alimento de conejos, liebres, y aves, como el cernícalo.

En el pasado, el propio consistorio defendió la importancia del enclave, por su situación y por su riqueza medioambiental, hay que recordar que desde el punto de vista patrimonial, existen restos que militares que jugaron un importante papel durante la Guerra Civil.

La obligatoriedad de tenerlos catalogados y protegidos (algo que actualmente parece que no tiene desarrollado el ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón) es uno de los puntos que Ecologistas en Acción ha argumentado para la suspensión de la tramitación del proyecto de reparcelación.