Quantcast
lunes, 26 septiembre 2022 19:40
spot_img

No hay condiciones para adelantar la Fase 2 en los colegios

Los padres de los alumnos de Boadilla del Monte siguen con la incertidumbre de la vuelta a clase de sus hijos.

Los sindicatos exigen a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid un informe de riesgos en los centros educativos y un protocolo de prevención que asegure una desescalada sin riesgos sanitarios.

Unas medidas que deben de ser las adecuadas para el alumnado y el profesorado, que permitan afrontar la desescalada en el municipio.

Los sindicatos entienden que se necesitarán las adaptaciones espaciales y estructurales para evitar el contagio, tales como la organización de entradas y salidas, bajada de ratios, circuitos que eviten las aglomeraciones y aseguren la distancia social, gestión de residuos, etc.

Por el contrario no incide en la responsabilidad dentro de las familias, ni en las reuniones de los chavales, ni en las actividades de su día a día.

Con un profesorado, que según informan desde el sindicato, está claro riesgo “más del 30% de la plantilla educativa engrosa este colectivo, y la Consejería todavía no ha previsto ni la adaptación de su actividad laboral ni su sustitución en caso necesario”.

De cara al curso próximo, y a una vuelta a las aulas con plenas garantías sanitarias en septiembre, CCOO considera imprescindible un descenso de las ratios entre un 25 y un 50%,

En cuanto a la vuelta a la presencialidad en este fin de curso, los sindicatos consideran que no hay condiciones para ello y que el Ministerio de Educación no lo autorice.

“Si no hay condiciones, los centros tampoco podrán abrir el próximo curso”, concluye Isabel Galvín.

spot_img
spot_img