Quantcast
martes, 29 noviembre 2022 2:34
spot_img

Boadilla aplaza la solicitud de colegios públicos y concertados para 2020/21

Los padres de Boadilla del Monte tendrán que retrasar la solicitud de colegio debido a la actual pandemia derivada del Coronavirus, y no será inicialmente hasta la primera o, probablemente, la segunda quincena de mayo cuando puedan realizar la solicitud de centro.

Esta directiva que viene marcada por la Comunidad de Madrid, mediante una nota informativa a los centros, no indica con exactitud hasta que fecha se aplaza la solicitud a causa del brote de Covid-19, incluso se podría dar el caso que fuera posterior, algo que desde la Comunidad de Madrid no se quieren plantear.

Existe la posibilidad que se repita este fenómeno en otoño o invierno de 2021, y los alumnos tengan que volver a estar en los domicilios otros tres meses confinados.

Al margen que muchos colegios públicos y concertados, tenían estos días sus jornadas de puertas abiertas para los padres, que han tenido que cancelar o reinventar en formato digital, para poder mostrar sus colegios desde sus páginas web, lo cierto es que los padres están con más dudas que otros años, ante la posibilidad que se repita este fenómeno en otoño o invierno de 2021, y los alumnos tengan que volver a estar en los domicilios otros tres meses confinados.

Elegir el mejor colegio, que tenga su modelo educativo para solventar este tipo de situaciones no parece tarea sencilla para los padres de Boadilla del Monte, en muchos de estos colegios aún siguen estando en la home de su web los festivos de Semana Santa, cuando este año los alumnos la van a pasar en sus domicilios, sin poder salir, o espectáculos familiares que están programados en días de confinamiento. Una imagen que dice muy poco de la digitalización de la enseñanza en España.

Este cierre de los centros educativos afecta a la revisión de la oferta de plazas vacantes, elaboración y distribución de las solicitudes de admisión, al censo definitivo, al número de clases necesarias y a la plantilla de profesores que ha de disponer cada centro, al margen de la posibilidad que siempre está sobre las cabezas de los alumnos, de perder definitivamente la asistencia a clase este año, tras la negativa inicial del gobierno a alargar las clases durante el mes de julio.

Es posible que se obligue a los padres a realizar la inscripción de forma online, si el confinamiento impide que en esas fechas, los padres puedan acudir al centro escolar, una posibilidad que obligaría a disponer de ordenador y conexión de internet en todos los domicilio, algo que en Boadilla del Monte no ocurre en la actualidad.

spot_img