Quantcast
domingo, 25 septiembre 2022 1:58
spot_img

¿Incrementa el precio de la vivienda en Boadilla del Monte, estar cerca de un colegio?

Si, la respuesta es afirmativa. La localización es uno de los factores fundamentales a la hora de comprar o alquilar una vivienda, y ese dato repercutirá en el precio de la vivienda tanto en la opción de compra como de alquiler.

Según el reciente estudio de Urban Data Analytics (uDA), empresa digital especializada en analítica de datos en el sector inmobiliario, que ha elaborado un estudio detallado de la Comunidad de Madrid, determina el incremento que representa vivir cerca de un centro escolar, bien sea público, concertado o privado, y es en el caso de los colegios concertados, donde el precio se incrementa con un mayor índice.

Es en el oeste del área metropolitana, donde las diferencias aumentan hasta valores próximos al 10-12%. En Boadilla del Monte el precio medio del metro cuadrado de las viviendas de segundamano en venta durante el mes de octubre de 2016 se situó en los 2.544 Euros debido al incremento del 3,05% con respecto al mes anterior, y el incremento trimestral acumulado es del 5,8%.

Si la vivienda se encuentra cerca de un colegio privado el incremento es de un 10,72%, mientras que en el caso de los concertados, el precio medio de la vivienda se incrementa a un 11,94%.

“En más del 70 % de los casos analizados, el precio de las viviendas disminuye cuando se alejan de un colegio ya sea de titularidad pública, privada o concertada, Bien es cierto que en estas zonas más consolidadas del municipio entran en juego otras variables que afectan considerablemente a los precios de las viviendas”, asegura Carlos Olmos de Urban Data Analytics (uDA).

En un estudio realizado hace unos meses por este medio, al preguntar a los vecinos cercanos de los diferentes colegios del municipio, reconocían esa revalorización, pero con un matiz, cuando el colegio se encuentra a unos 500m de distancia, la distancia ideal para poder ir andando con tus hijos sin tener que sufrir las molestias constantes del colegio.

Y así de lunes a viernes excepto en vacaciones, durante toda la vida. Para muchos vecinos, el único momento de descanso son los fines de semana, aunque reconocen que cada vez se da con mayor frecuencia problemas de ruidos y aparcamiento debido a la infinidad de actividades deportivas y culturales que se realizan durante todo el año.

spot_img
spot_img