Quantcast
domingo, 2 octubre 2022 12:36
spot_img

Belén Magano, la tradición como arte

La madrileña Belén Magano creó la marca que lleva su nombre en 2014, para acercarnos a nuestras casas como un arte, lo que siempre ha sido una tradición, el ajuar que en todas nuestras casas se creaba con paciencia y con amor”.

No importa si es una glamurosa cena con exquisitos invitados o si es un sencillo lunch en solitario, Belén Magano busca y selecciona con mimo todos los elementos que van a crear esa mantelería única para cada mesa, el diseño, las telas, los bordados y los acabados, y lo mismo para el resto de nuestro hogar.

Según la casa y el escenario que forma, la mantelería cambia. Puede ser una casa en Madrid, un entorno rural en Soria o un apartamento en Marbella. Entre sus creaciones, Belén Magano cuida cada una de sus mantelería y la diseña a medida de las necesidades de sus clientes, escoge servilletas de lino o seda y manteles de distintos bordados finos, siguiendo influencias ya marcadas en época de la emperatriz Catalina II de Rusia, o con los diseños que en 1820 ya estaban en muchas creaciones de la familia.

Las mesas de Belén Magano recuerdan una vida no tan lejana en Francia o en Italia, cuando el diseño de la mesa era considerado una obra de arte. En todas sus creaciones hay elegancia, formalidad y el mismo sentido estético que se deja ver en las mejores mesas del mundo.

Y es que Belén Magano ha sido desde siempre una eterna enamorada de la belleza en todas su formas y de manera específica en el hogar, donde la elegancia y el cuidado refinado de los siglos XVII, XVIII y XIX en España y toda Europa, buscaban ofrece en sus residencias, una experiencia única tanto en las cenas familiares o para amigos, como en pareja o solo para uno.

Desde el principio de su proyecto quiso que todo el mundo identificara la marca y los productos de Belén Magano como un símbolo de lujo y calidad, prendas caracterizadas por su elegancia, materias nobles y realizadas íntegramente a mano, gracias al trabajo de expertas artesanas.

Actualmente el sello de calidad de Belén Magano acompaña a más de 50 productos, que día a día se van ampliando en base a la recuperación de nobles diseños, muchos de ellos con más de 200 años de historia, donde la elegancia es el pilar principal, e incorpora algunos elementos sorpresa de vez en cuando…

Los clientes de Belén Magano tienen un alto deseo por adquirir y poseer algo con un gran contenido (que engloba en las creaciones a través de la historia, diseño, tradición, y artesanía…). Son creaciones que más allá de la funcionalidad, se acercan a la historia que crearon y que desde entonces cuidan con esmero.

Las nuevas generaciones son muy importantes para la familia Belén Magano, y se acerca a ellos a través de las redes sociales, mostrando la importancia del cuidado por el detalle y de la elegancia a un consumidor joven, que valora las piezas de calidad, y que disfruta de la experiencia online de forma refinada y exclusiva.

Para Belén Magano, controlar la calidad del proceso, del tejido, de los hilos, de los bordados,… desde el primer momento es esencial porque supone una parte esencial del valor simbólico de un producto de lujo. Belén Magano es una marca española, que diseña y produce creaciones únicas para nuestras mesas o nuestras alcobas, y nos permite trasladar nuestro hogar a una época donde el cuidado de los detalles y la calidad, siempre ha sido primordial.

Todas las creaciones de Belén Magano incorporan su sello bordado, como certificado de garantía.

Más información en: http://belenmagano.com/

spot_img
spot_img