Quantcast
jueves, 6 octubre 2022 11:49
spot_img

La salud en tu móvil

A día de hoy la media de edad de la población cada vez es mayor, además poco a poco aparecen más enfermedades crónicas y necesitamos más atención en nuestro día a día. Afortunadamente, también es más fácil controlar nuestra salud desde casa con aparatos que hace relativamente poco estaban solo al alcance de nuestros médicos. Tensiómetro de brazo, de muñeca, diferentes tipos de básculas, oxímetro, glucómetro… casi todos conectados por Bluetooth con tu móvil.

Existen aplicaciones que permiten llevar el control de todas tus mediciones, tener un histórico o generar alarmas. Así, se puede cuidar de la salud de forma sencilla, ya no hace falta tener varias máquinas en casa y cuadernos donde ir apuntando los resultados, la aplicación iHealth (disponible para Android e iOS) e iGluco (también para Android e iOS) llevará este recuento. Llevan un control de los resultados e incluso avisan cuando puede que se esté en peligro y se deba acudir a tu médico. Todo de forma gratuita y personalizada según el perfil de cada usuario.

Para diabéticos

Para personas diabéticas hemos probado dos glucómetros, uno que se conecta a través del puerto de los auriculares y otro a través de Bluetooth. El primero es más pequeño, funciona con una pila y se puede personalizar con las gomas de colores que incluye el pack. También cuenta con el lápiz para pinchar y 10 lancetas. No incluye las tiras que recogen las muestras. El otro no es personalizable pero incluye todo lo anteriormente indicado, las tiras y un estuche donde guardarlo todo; funciona con una batería que se carga a través de un cable USB y dispone de una pantalla donde ver los resultados sin necesidad de estar conectado a tu móvil.

Para hipertensos

Si lo que interesa es controlar la tensión, hemos contado con dos tensiómetros, uno de brazo y otro de muñeca. Tienen la misma función y en la aplicación se muestran de la misma forma, por lo que la elección de uno u otro depende de gustos. Especialmente, destaca el de muñeca, porque es más pequeño y viene en una cajita fácilmente transportable. Su batería se carga mediante un cable con salida USB y se puede usar sin necesidad de conexión con el teléfono.

Con la app de iHealth se pueden guardar todas las mediciones, notas que se quieran añadir e incluso la evolución de las mediciones.

Para controlar el oxígeno en sangre

La hipoxia puede tener consecuencias graves para el cuerpo. Gracias al oxímetro que hemos probado, que es prácticamente igual a uno que no sea digital, se puede tener control regular del porcentaje de oxígeno en sangre, con solo insertar tu dedo en el aparato. Funciona con Bluetooth o sin él, pero si se enlaza con la app se puede llevar un seguimiento continuo de las mediciones.