Quantcast
domingo, 2 octubre 2022 12:18
spot_img

Cuidar la piel para el frio

El frío es uno de los factores externos que más perjudica nuestra piel, altera el manto hidrolipídico de la piel, nuestra barrera de protección. Así la piel “sufre” y lo muestra con signos como descamación, sensación de tirantez, deshidratación, sequedad, irritaciones o agrietamiento.

Con motivo de la llegada del frio la Dra. Adriana Ribé, médico dermatopatólogo nos da los tips básicos para cuidar nuestra piel ante el frío.

 

  1. Hidratar. En invierno el frío, el viento y la sequedad del ambiente resecan mucho la piel. Así, hay que buscar cremas que contengan principalmente, ácido hialurónico y glicerina para hidratarla bien. Actualmente hay cremas muy novedosas que ayudan a mantener más tiempo el agua en la piel y aprovechar mejor el agua que tenemos. Estas cremas tienen compuestos tan novedosos como xylitol, combinado con glicerina y vitamina PP (B3) que restauran la barrera lipídica, aportan flexibilidad, evitan la pérdida de agua y favorecen la circulación de agua interna.
  2. Relipidar: Además, si queremos proteger más la función de barrera de la piel, hay cremas con lípidos estructurales.
  3. Protégete del sol. Si bien es cierto que en invierno percibimos menos la sensación de “exposición al sol”, los rayos siguen incidiendo en nuestra piel. Éstos tienen varios componentes principales, que son rayos ultravioleta A, B e infrarrojos.
  4. En invierno es muy importante hidratarse también por dentro y beber mucha agua, comer fruta y aprovechar que nos apetece más tomar bebidas calientes como té e infusiones.
  5. La diferencia de temperatura del exterior al interior puede irritar la piel, sobre todo si es una piel muy sensible. Por eso es conveniente evitar cambios bruscos de temperatura y no poner la calefacción muy fuerte.
  6. Añadir frutos rojos o frutas que contengan vitamina C a nuestra dieta ya que son antioxidantes e impiden la acción de los radicales libres.
  7. Si necesitamos unos cuidados más intensos, la doctora nos recomienda la mesoterapia con vitaminas (en el caso de las pieles más deshidratadas y con un tono apagado) o el oxígeno con células madre (para las pieles más desgastadas y agotadas por su capacidad regenerativa). También, la carboxiterapia nos ayudará a oxigenar las células de la piel y harán mejor sus funciones (regeneración y reparación).
  8. Tomar suplementos vitamínicos: con vitamina C, ácido hialurónico, biotina, y colágeno hidrolizado, prolina, lisina y glicina.
  9. ¿Qué tipo de cremas debo utilizar? Cremas hidratantes con ácido hialurónico y colágeno y antioxidantes (vitamina C, vitamina E), cremas hidratantes con xilitol, glicerina y vitamina PP (B3), cremas para pieles sensibles con complejos calmantes, inhibidores de formación de mediadores pro-inflamatorios y componentes que fortalezcan la barrera cutánea aumentando la síntesis de lípidos epidérmicos y fibras de filagrina.

Siguiendo estos sencillos consejos de la experta en dermatopatología, la Dra. Adriana Ribé, conseguiremos mantener una piel protegida y cuidada durante todo el invierno.

spot_img
spot_img