Quantcast
viernes, 1 julio 2022 22:44
spot_img
spot_img

Un Peñón para descansar

Lo mejor de Calpe como dice un buen amigo, es todo, desde las hermosas playas de arena dorada con un entorno natural de gran belleza y valor natural hasta sus gentes, que te abren su corazón y su casa desde el primer momento.

Desde la misma playa urbana de El Arenal, podrás tumbarte al sol en una hamaca, con vistas al Peñón de Ifach, enorme roca calcárea que emerge del mar. Este promontorio ha inspirado a escritores como Miguel de Unamuno, y puedes aprender más de su historia y naturaleza en su Centro de Interpretación (Tel. 679 19 59 12 y 965 83 75 96).

Una ruta por el Peñón

Asciende a la cumbre del Peñón (332 m), en una ruta entre lavanda, sabinas, enebros y pinos casi tumbados por la fuerza del viento. Por el grado de protección que posee –está declarado parque natural–, las visitas están limitadas. Desde lo alto, verás extenderse a ambos lados un maravilloso paisaje que atrajo a turistas de la talla de Hemingway.

Relax junto al mar

Al atardecer, disfruta del final del día tomando un refresco o un combinado en el beach club del Gran Hotel Sol y Mar, en la misma playa urbana de El Arenal. Un lugar lleno de glamour y con un diseño muy chic. Tel. 965 87 50 55 y www.granhotelsolymar.com.

Un poquito de cultura

Pero si tienes afición por la historia, o por la arquitectura, no puedes dejar de ver Casa Nova, el Castellet de Calp, la ermita de San Juan de la Cometa o los edificios de Ricardo Bofill. Más información en www.calpe.es

Y para gourmets

A los pies del Peñón, justo donde se acaba el paseo marítimo de El Arenal, se encuentra el puerto pesquero, multitud de restaurantes rivalizan para ofrecerte la mejor mariscada a un precio muy aceptable. No hay nada más gratificante que sentarse a la orilla del mar y saborear sus frutos. El precio oscila desde los 70 a los 100 euros para cuatro personas e incluye vino y postre.

Artículo anteriorLa sierra desconocida de Madrid
Artículo siguienteVerano en Chinchón
spot_img
spot_img