Quantcast
domingo, 3 julio 2022 8:04
spot_img
spot_img

NUESTRO GRAN OSO

Boadilla siempre ha sido noticia en los últimos años por el caso Gürtel algo con lo que todos hemos de vivir, políticos y ciudadanos, lo que quizás es más triste, es que un pobre oso, el emblema de la capital de España, junto con el madroño, también lo tenga que sufrir.

Cada ciudad, cada país e incluso cada polígono industrial busca dejar una impronta en sus visitantes que de forma positiva, le cree un recuerdo, algo que es más fácil de volver a recuperar en el tiempo, que un simple nombre o una posición GPS.

Nuestro oso, premiado con galardones no merecidos, sigue siendo una alegría verlo para todos los vecinos, tanto a la entrada como a la salida de nuestro municipio, y son los niños, los que no se dejan llevar por falsos prejuicios políticos, los que con su sonrisa dan cada día el mejor premio.

Artículo anteriorMERCADO MEDIEVAL
Artículo siguienteESPERANDO UN PARKING
spot_img
spot_img