Quantcast
martes, 2 marzo 2021 21:48

El plan de modernización de la Universidad Europea contempla el despido masivo de 275 empleados

La Universidad Europea de Madrid va tramitar un expediente de regulación de empleo en el que perderán su puesto de trabajo hasta 275 empleados del centro universitario. El pasado 7 de enero de 2020 se anunció este despido masivo de los trabajadores repartidos entre los Campus de Madrid, Valencia y Canarias. 

Fuentes de la Universidad nos confirman que este reajuste del personal corresponde a el plan de modernización de la Universidad que incluye un reajuste del personal universitario por cuestiones técnicas, organizativas y productivas. En ningún caso aluden a causas económicas, nos aseguran a este medio desde la institución universitaria. 

Asimismo, desde la Universidad Europea defienden a este medio que el ERE corresponde a un reajuste de la oferta educativa así como la apuesta por las nuevas herramientas de gestión y planificación de la actividad docente. En los dos últimos años, la Universidad Europea ha dejado de ofertar 118 títulos, sin embargo, se han incluido 91 nuevos. Además, se ha decidido eliminar asignaturas poco demandadas

Actualmente, el ERE se encuentra en fase de negociación con el objetivo de encontrar el acuerdo mas favorable para ambas partes. 

Los universitarios muestran su “preocupación y desacuerdo” ante el despido masivo 

Este expediente de regulación de empleo no está exento de polémica ya que un grupo de estudiantes de la Universidad Europea han iniciado una petición en la plataforma ‘change.org’ contra la decisión que ha tomado la administración de la institución universitaria.

En este texto exponen su “profunda preocupación y desacuerdo ante esta noticia” en la que se informa que 275 personas perderán su empleo en la Universidad con sede central en Villaviciosa de Odón.

Fuentes del alumnado han animado a “todos los estudiantes de dichas universidades para unirnos en pos de una universidad de calidad donde no se mire más allá de intereses meramente económicos que dañan la imagen de la institución a la que pertenecemos”.

La petición “Por una educación de calidad – NO AL ERE en la Universidad Europea” se salda a día de hoy con más de 35.000 firmas.

¿El modelo educativo presencial está en peligro por el ERE?

Los estudiantes alertan del “efecto negativo en el modelo educativo presencial” que podría ocasionar el despido de cientos de personal del personal educativo. Fuentes del centro universitario defienden que “el contacto con el profesor seguirá siendo una seña de identidad del centro”. 

Los estudiantes han incidido que es esencial para el alumnado “la interacción entre profesores y alumnos” puesto que “se convierte en uno de los factores más apetecibles y prominentes de nuestra institución”. La Universidad ha recalcado a este medio que la figura del “profesor sigue siendo clave” y que “la dedicación docente no cambiará”.  

“El eventual despido de los 275 docentes podría dañar esta característica tan importante para muchos alumnos tienen en cuenta al escoger centro universitario”, han asegurado fuentes de los universitarios.

Los estudiantes consideran que el ERE mermará la calidad educativa

“No es justo. No está bien. No refleja la calidad de enseñanza que debería existir en esta institución”, han aseverado los estudiantes de la Universidad. Una parte del alumnado cree que el despido de estos 275 empleados mermará la calidad educativa de la institución y han apelado a la rectora del centro universitario:

La Ilma. Rectora hace constar en su carta que supondrá una mejora en el modelo educativo, cuando la realidad es que puede tener un efecto negativo en el modelo educativo presencial tan alabado de nuestra Universidad. La calidad de enseñanza, la cercanía con los profesores, y la maestría de estos mismos es lo que ha hecho que la Universidad Europea se sitúe entre las primeras universidades con mejor Docencia de España en el 2020, como ha indicado la web U-ranking elaborada por la Fundación BBVA y el Ivie.”

Por su parte, la institución universitaria han defendido a este diario que la “excelencia académica y el modelo presencial no cambiará con este expediente de regulación de empleo”. Ojalá así sea.